El Diaro de Lorenna ¡Dominicanas apoderándose de Colombia!

Por Lorenna Piere

Querido diario:

¡Nunca había salido del país con un grupo de amigas! Así que mi viaje a Colombia ha sido una experiencia muy especial. Llegó justo en ese momento que necesitaba un respiro, porque a veces la vida nos carga por mucho tiempo con temas propios o de seres queridos, y necesitamos hacer ese alto.

Lo mejor de todo es que no ha sido una simple escapada entre amigas, es para asistir a la semana de la moda de Colombia. ¡Así es que doble emoción! Digo… triple, porque tampoco había conocido este país o ninguno de Sur America.

El punto es que, el proceso ha sido enriquecedor. He podido poner en práctica la tolerancia, porque sabes querido diario que mujeres juntas puede ser medio caótico. He aprendido a aceptar y a aceptarme. ¿Que por qué digo “a aceptarme” (la parte de vivir el proceso hacia las demás es obvio)? Porque he sido yo, aún cuando sé que parte de mí puede chocar al resto del equipo.

Cuando pasas 24 horas con alguien, muestras detalles que en otra ocasión no pueden ser apreciados. Detalles buenos y otros malos. En mi caso, soy muy dura conmigo. Puedo cohibirme cuando me siento fuera de mi zona de confort. Pero como dijo mi querida Dawilda: tienes que andar con personas con las que ser tú no sea un problema.

He puesto en práctica ese principio, y que se quede quien pueda abrazar mis defectos y mis cualidades de igual manera. ¡Espero sean todas!

He afianzando más mis gustos. Estar rodeada de chicas tan claras en sus estilos, hace que te pares frente al espejo y asumas tus decisiones con mayor seguridad. Eso, ¡o te sientas en un rincón a llorar! Ya estoy en otra etapa de mi vida, donde no me doy el permiso de sentirme así.

¡También he entendido que los años pasan! Gozo mucho en cualquier lugar, me adapto a las circunstancias. Aún así, prefiero aprender de las culturas, disfrutar de un buen vino o un buen plato, por encima de bailar todas las noches. Sí sí, repito… los años pasan. Y me siento bien con ello.

¡Ah! Y confirmo que todo es cuestión de actitud. Estábamos en la misma sintonía, y eso hacía que, sin importar el lugar, pasáramos un rato increíble. Frío, calor, sueño, dolor de cabeza… pero siempre gozando.

La verdad es que ha valido la pena. Colombia me ha unido más a este grupo que admiro por distintas razones. Y aquellas con las que ya tenía lazos fuertes, esta escapada los ha sellado.

Por último, recordé lo importante que es lanzarse a hacer lo que quieres, dejando atrás los planes o los cálculos. Puedo ser muy “hacer lo que debo”, que no es malo. Es solo que si “hacer lo que quieres” no está lejos de “lo que debes”, vale la pena dejarse llevar. Eso estoy haciendo… por lo menos en esta ocasión.\

Deja que la vida fluya  #PoderCorazon


¡Sólo ha sido un fin de semana, y siento que ha pasado una vida!

Hemos aprovechado al máximo las horas; quiero dejarles unas cuantas recomendaciones:

– Siempre anden con pesos colombianos.

– Pregunten la tarifa antes de montarse en el taxi o usen Uber.

– El clima varía drásticamente, así que no dejen de incluir un trench.

– Tienen que visitar La Catedral de Sal y El Cerro de Monserrate.

– Y de restaurantes, les diría que no dejen de visitar Osaka, Al agua Pato, Andrés Carne de Res de Chia y Harry Sasson.

Cualquier otro detalle que necesiten saber, ¡siéntanse en la libertad de escribirme por Instagram!

Loading...
Revisa el siguiente artículo