Colombiamoda 2018: Entre el reggaetón y la moda de autor

La feria de moda más importante de Latinoamérica no ignora los nuevos discursos, pero tampoco renueva los que son su fortaleza

Por LUZ LANCHEROS Metro World News

Colombia tiene la única feria de moda en Latinoamérica que integra todos los sectores del negocio, así como la academia. Este año se enfocó en el concepto de moda circular y economía colaborativa como directriz para sus pasarelas y para mostrar otro tipo de alternativas en la industria.

De esta manera, en Medellín colecciones comerciales como SOY y Custo Barcelona, trataron de mostrar la idea, aunque la primera pasarela mostró que los estampados por sí mismos, en pleno 2018, ya no son una fórmula contundente a la hora de crear una propuesta de moda diferenciadora. Sin embargo, lo que más llamó la atención de la feria –y también la polémica, por la naturaleza misma del género– fueron las pasarelas de J Balvin y Joy Staz con el reggaetón. El reggaetonero le dijo a Metro antes de presentar su colección  que quería cambiar el discurso del género y su estética ante el mundo: “Antes nos consideraban vulgares, lo que acá en Medellín se dice ‘mañés’. Yo quiero cambiar eso”.


94%

Fue el cumplimiento de este año, de una meta de 169 millones de dólares.


Lo hizo. Su colección evocó al athleisure universal que se ha visto en Corea, Nueva York y París en los últimos años, aunque fuera altamente ligada a la estética de los 90, con un montaje que involucró compañías de danza de comunidades vulnerables y que por lejos fue uno de los mejores de la feria. En el marco opuesto estuvo Joy Staz, como parte de esa moda masiva que representa gran parte de las exportaciones colombianas: el jean levantacola y todos los demás diseños en dénim, que tuvo también como centro a Zion y Lennox. Se vieron mixturas de piezas que ya han sido virales en Instagram (como el jean con solo las costuras como tela), pero la pasarela fue muy criticada al ser el show de reggaetón lo que más llamó la atención.


Quiero cambiar la concepción del reggaetón en el mundo, que era considerado vulgar, J Balvin antes del lanzamiento de su primera colaboración de moda.


Sin embargo, la parrilla, a pesar de la integración de esos dos sectores tan polémicos por la estética que venden –y que sin embargo es tan apetecida– estuvo llena de variedad. Propuestas como Alado evocan el sentir actual de la moda mundial: la política. Con una colección ampliamente investigada sobre el desplazamiento fuera y dentro de Colombia (no hay que olvidar que el país es el que tiene mayor número de desplazados por guerra y luego está Siria), con símbolos como las telas de colchones que los amenazados por violencia cambian al hombro, crearon piezas que reflejan esta realidad de manera respetuosa. Por su lado, Isabel Caviedes llevó a lo urbano y noventero todo el universo de Disney y Mickey Mouse y Camilo Álvarez le apostó a un minimalismo contundente con monocromía y siluetas genderless. Isabel Henao, por su parte, mostró sus fortalezas en su línea creativa como continuación de la pasarela del Bogotá Fashion Week.

Por otro lado, aunque hubo conferencias de macrotendencias y tendencias con Inexmoda, Fashion Snoops y Lafayette y también de moda circular y digitalización, hubo propuestas interesantes como el robot Sofía, a quienes estudiantes de la UPB le crearon diseños. Pero esto se perdió en el mar de stands que tenían una curaduría heterogénea y que, al igual que las pasarelas, carecía de norte.

Si bien se vieron propuestas interesantes internacionales de Perú, México y Brasil, también hubo stands como el de los bolsos de Celine Dion. Otros lugares fueron mucho más experienciales y consonantes con los tiempos, como Levi’s, donde uno se podía sumergir en la experiencia de marca.

Colombiamoda 2018 deja muchos interrogantes sobre la curaduría de sus pasarelas y la naturaleza de su feria y también sobre cuán acompañadas están las marcas para mostrar el talento colombiano de una manera más cohesiva, coherente y con la calidad de las grandes capitales del mundo. Pero sin duda, el mostrado por lo menos en diseño de autor sigue siendo extraordinariamente fuerte y eso es algo que Inexmoda debe seguir consolidando los próximos años.


Karla Martínez Karla Martínez de Salas Directora de Vogue México y Latinoamérica

En el talento de Vogue Talents Corner se vieron propuestas de joyería, ropa y accesorios que tienen potencial para mercados internacionales. Flor Amazona, Ana Carolina Valencia, Margarita Díaz del Castillo, entre otras marcas que ya tienen proyección internacional, conformaron los stands que están en la sección de la revista, que por años ha mostrado el talento de la región. Metro habló con su actual directora, Karla Martínez de Salas, sobre la nueva dirección de la publicación.

¿Cómo ha sido integrar cada proceso de los países de la región en la revista?

–Para mí es importante hacer una revista para nuestra región, no solo para ellos, sino que si va un extranjero a nuestra región vea nuestro mundo de diseño local, pero también arquitectos y artistas. Todo lo que está pasando en Latam es muy fuerte. Y con la revista y redes tenemos la oportunidad de que esto pase

¿Por qué crear el Vogue Talents Corner?

–Año tras año nos hemos establecido como los partners de los diseñadores emergentes más importantes de Latinoamérica y ha sido muy importante dar el apoyo desde la revista. Todos ya conocen a Colombia como fuerza en la moda y están llegando a verla como una potencia y eso es importante.

Para usted, ¿qué es la identidad latina en el diseño global?

–Es creativo, tiene mucha energía, tiene una  propuesta muy interesante, nueva y única. Cuando los ves, los identificas. Se ve la sinceridad y la alegría en las prendas, colores y estampados. Creo que eso es único. Ya ves cómo los diseñadores globales están copiando olanes y blusas  y eso es una muestra de que se está viendo para acá. Muchas de las diseñadoras, Leal y Daccarett, Johanna (Ortíz)  y Silvia (Tcherassi), salieron en una época en la que la gente quiere algo nuevo y fresco.

¿Qué diferencia a Colombia de otros países de la región?

–Yo creo que acá apoyan mucho a los diseñadores. La moda está súper bien desarrollada. En México es un poco distinto, por el hecho de que estás al lado de USA  es más fácil comprar cosas y las marcas se desarrollan distinto. Cada diseñador tiene marcas fuertes e industria grande. El gobierno los apoya muchísimo.


1Alado.

Política y moda de manera elaborada y contundente, donde lo artesanal y lo sutil se combinan en un poderoso discurso.

2Jóvenes Creadores-Colegiatura

El talento del futuro. Bordados con Matisse, prendas de gomitas. La imaginación y el aire fresco que se necesita en Latam.

3Isabel Caviedes

Claves pop y urbanas para un universo en apariencia ensoñador (Disney), pero que perfectamente, y con piezas interesantes de dénim y neón, muestra el sentir contemporáneo.

4Camilo Álvarez

Athleisure que le apunta al futuro y que va más allá de lo obvio. Monocromías, genderless, todo en clave diferenciadora y contemporánea.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo