Nicolás Maduro sospecha de los opositores y del gobierno colombiano

El gobierno venezolano habla de dos drones con explosivos en el atentado y culpa al presidente Santos, mientras grupo de Twitter “Soldados de franela” se atribuye el ataque y Estados Unidos se desmarca de la acción

Por GABRIEL ARCE / metro internacional

La única certeza hasta ahora sobre el supuesto atentado contra el líder venezolano Nicolás Maduro es que un fuerte estallido se escuchó en la transmisión oficial del 81º aniversario de la Guardia Nacional de  Venezuela a eso de las 17:41 horas.

Todo lo demás está en entredicho: mientras el propio Maduro acusa que intentaron matarlo y hasta apunta con nombre y apellido a la oposición y el presidente colombiano Juan Manuel Santos, la oposición y países como Estados Unidos plantean la duda.

La versión oficial habla de dos drones con cargas de C4 que sobrevolaban los aires con destino a la tarima presidencial desde donde Maduro hacía su discurso.

“Se escucharon unas detonaciones que las investigaciones ya establecen con claridad que correspondían a artefactos voladores de tipo dron”, dijo el ministro de información de Venezuela, Jorge Rodríguez. Además agregó que ya habían seis detenidos por el hecho.

Maduro, fiel a su estilo confrontacional, replicó después en una pronunciamiento oficial: “Todo apunta a la ultraderecha venezolana en alianza con la ultraderecha colombiana y que el nombre de Juan Manuel Santos está detrás de este atentado”.

Pese a la seguridad de las acusaciones del mandatario, la oposición afirma que “aún está por verse si fue realmente un atentado”.

Primero, dicen, ningún dron se observó en la transmisión de la parada militar, y luego, agregan, solo hay fotos de un edificio cercano con lo que parece ser una mancha por explosión de gas. Nada más.

Sin embargo, la agencia Associated Press recoge testimonios de bomberos y ciudadanos de Caracas, algunos de ellos afirmando que un dron sobrevoló los cielos y luego se estrelló con un edificio. Eso sí, sin confirmar que eso provocó la explosión.

Lo que es un hecho es que un grupo anónimo con 96 mil seguidores se atribuyó el atentado vía Twitter. Se trata de los “Soldados de Franelas” , quiene afirmaron tener dos drones con explosivos que no alcanzaron a llegar al palco presidencial porque francotiradores los abatieron antes.  El plan frustrado, según ellos, tenía por nombre “Operación Fénix”. Y de nuevo la duda: en la transmisión de la TV no se escucharon disparos.

Estados Unidos desmiente una eventual particiapción

Estados Unidos y Colombia fueron los primeros países en reaccionar. “Puedo afirmar categóricamente que no hubo absolutamente ninguna participación del gobierno estadounidense”, dijo el consejero de Seguridad Nacional de Donald Trump, John Bolton. “Ya es costumbre que el mandatario venezolano culpe permanentemente a Colombia de cualquier tipo de situación”, agregaron desde la administración del presidente Santos.

Otros países como Rusia y Turquía, en cambio, le dieron apoyo irrestricto a Maduro, quien hoy podría liberar más detalles de los supuestos detenidos por el hecho.

Loading...
Revisa el siguiente artículo