¡Cuidado! Advierten sobre los riesgos del rejuvenecimiento vaginal

Salud. La FDA asegura que esta y otras intervenciones en el área genital, que son tendencia, no son lo que parecen.

Por Nueva Mujer

Los estereotipos modernos de belleza no conocen de límites y ahora parecieran estar logrando convencer a las mujeres de que sus genitales también ‘deben ser mejorados’ o que su estado natural no es lo suficientemente bello.

rejuvenecimiento vaginal

Una  tendencia que se apodera rápidamente de los centros de estética son los que tienen que ver con mejorar la apariencia de la zona íntima de la mujer, sin conocer los riesgos y consecuencias que esto pudiera traer.

Así es como cada vez son más populares  los procedimientos conocidos como labioplastia o remodelación de la vulva y el blanqueamiento genital, para mejorar la apariencia externa, y  las modificaciones internas, que prometen mejorar la tensión vaginal y restaurar la función sexual.

Estos tratamientos, llamados rejuvenecimiento vaginal, solían depender de técnicas quirúrgicas invasivas, pero los médicos y las clínicas ahora venden versiones no quirúrgicas de estos servicios, que supuestamente ofrecen los mismos resultados con poco tiempo de inactividad sexual o ninguno, empleando dispositivos láser y de radiofrecuencia para alterar la estructura del tejido vaginal.

Además de establecer ideales femeninos poco realistas, el problema con estos tratamientos basados ​​en energía es que implican el uso no aprobado de potentes dispositivos que no han demostrado ser seguros para estas aplicaciones.

rejuvenecimiento vaginal

Preocupada por el aumento de la comercialización de estos riesgosos procedimientos, la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos​​ de EEUU) lanzó una advertencia sobre este tipo de atención médica, dirigida tanto a los consumidores como a los proveedores.

“El tratamiento de estos síntomas o afecciones mediante la aplicación de terapias basadas en la energía a la vagina puede llevar a eventos adversos graves, que incluyen quemaduras vaginales, cicatrices, dolor durante las relaciones sexuales y dolor recurrente o crónico”, agrega la agencia.

Los tratamientos de rejuvenecimiento con láser y radiofrecuencia se basan en un concepto médico relativamente nuevo, llamado regeneración mesenquimatosa hipertérmica no ablativa, en el que un dispositivo de energía, diseñado para destruir tejido, se coloca en un nivel inferior, de modo que solo calienta sin destruirlo.

Se ha demostrado que este calentamiento específico modifica el marco de colágeno del tejido conjuntivo y estimula las células productoras de colágeno.

La FDA ha enviado cartas de advertencia los fabricantes de siete dispositivos que usan esta tecnología, porque han estado comercializando sus productos ablativos para uso no ablativo en la pared vaginal.

“Nos hemos puesto en contacto con estos fabricantes para compartir nuestras inquietudes y supervisaremos sus afirmaciones sobre los usos de sus productos. Además, seguiremos monitoreando los informes de eventos adversos asociados con este problema y mantendremos informado al público si hay nueva información significativa disponible”, declaró la FDA en su advertencia.

Loading...
Revisa el siguiente artículo