Ayer recordamos el 107 aniversario del natalicio de Mario Moreno “Cantinflas”

Actor. Mario Moreno nació el 12 de agosto de 1911 en Ciudad de México; y falleció el 20 de abril de 1993. Su genialidad le permitió conquistó miles de corazones en todo el mundo.

Por María Mercedes

Hay personas que dejan un legado tan fuerte y auténtico que permanece más allá de esta a lo vida terrenal. Eso pasó con Mario Moreno Cantinflas, un actor y humorista que con su obra trascendió las fronteras de su natal México.

Ayer, domingo 12 de agosto, el mundo recordó el 107 aniversario de su natalicio proyectando sus películas, transmitiendo reportajes y entrevistas sobre su vida y obra. Y como ya nos tiene acostumbrado, Google dedicó sin simpático  ‘doodle’, que al darle clic describía sus famosos personajes y su trayectoria profesional. De acuerdo a la plataforma trasnacional de internet Google, este ‘doodle’ fue visto en México, Estados

Unidos, y el resto de los países latinoamericanos hispanoparlantes, España, Suecia y China.

Pero su vida no fue del todo sencilla. Antes de ser famoso Cantinflas ganó dinero en las calles de la ciudad de México cantando y bailando. Por un breve espacio de tiempo trabajó como boxeador. Sin importar el oficio, su misión era sacarle al público muchas carcajadas de sus travesuras.

Estas experiencias y su desde de progresar le permitieron perfeccionar sus habilidades de comedia en espectáculos de carpas de circo. En ese proceso creativo adoptó su nombre artístico “Cantinflas”, y a los 26 años estaba haciendo películas.
Con estas habilidades llegó con su personaje a las grandes pantallas del cine de comedia. Así, desde 1937, apareció en más de cuatro docenas de películas.

En Hollywood, protagonizó ‘La vuelta al mundo en 80 días’, un filme en el que interpretaba al mayordomo millonario Philleas Fogg. Esta actuación le valió un “Globo de Oro en 1957”. Con esta película que se estrenó en 1956, el mundo descubrió su talento como el valet de David Niven.

Otras de sus interpretaciones fueron: ‘Por mis pistolas’ (1938); ‘Ahí está el detalle’ (1940);  ‘El siete machos’ (1951); ‘El padrecito’ (1964); ‘Un quijote sin mancha’ (1969); ‘Don Quijote cabalga de nuevo’ (1973); ‘El patruello 777’ (1978), y ‘El barrendero’ (1981).

Su genialidad

Su auténtica manera de expresarse fue tan impactante como su lenguaje corporal. Gracias al movimiento de su característico y delgado bigote, sus saltos e inteligencia con un chispeante doble sentido, ‘Cantinflas’, cautivó la audiencia de toda América, pues según reportes no había sitio donde no se veían sus películas.

Desde sus inicios, la imagen de Cantinflas es la de un obrero de clase baja de México, “El peladito”, con quien enamoró a varias generaciones con su humor y visión de la vida.

Fue el creador del lenguaje cantinflesco que consistía en hablar y  actuar de forma disparatada, rápida e incongruente. Su cómico del lenguaje oficialmente fue reconocido en 1992 por el diccionario de la Real Academia Española como “cantinfleando”.

Su táctica consistía en que sus personajes comenzaban conversaciones simples y progresivamente las complicaban hasta el punto de que no se entendía lo que decía, en particular cuando se veía en la necesidad de salir de situaciones en aprieto.

Mario Moreno

Con sus brinquitos y sus chistes de múltiples colores, fue reconocido por la leyenda del cine mudo Charlie Chaplin,  quien después de ver una de sus películas bautizó a Cantinflas como el “comediante vivo más grande”.

Cantinflas murió el 20 de abril de 1993 por un cáncer de pulmón. Conocida la noticia, miles de personas se reunieron para su funeral que duró tres días.

Filántropo

Cantinflas no solo fue reconocido por su trabajo como actor, cantante, escritor y productor de comedias, sino también por su filantropía.

Recuerdan sus seguidores que “Cantinflas” nunca olvidó sus raíces, que durante su carrera fue un ávido donante de caridad. Tras retirarse del espectáculo también invirtió su tiempo ayudando en obras de beneficencia para diversas organizaciones; también proporcionó viviendas de calidad a más de 250 familias de bajos ingresos en Ciudad de México.

A través de sus películas y apariciones en público, Cantinflas fue dejando frases que hoy se siguen recordando resonando; diez de ellas las reseñamos a continuación.

1. Algo malo debe tener el trabajo o los ricos ya lo habrían acaparado.

2. El mundo debería reírse más pero después de haber comido.
3. Yo amo, tú amas, él ama, nosotros amamos, ustedes aman, ellos aman. ¡Ojalá no fuese conjugación sino realidad!
4. La primera obligación de todo ser humano es ser feliz, la segunda hacer feliz a los demás.
5. Si se necesita un sacrificio, renuncio a mi parte y agarro la suya.

6. O actuamos como caballeros o como lo que somos.

7. Lo difícil lo hago de inmediato, lo imposible tardo un poquito más.

8. El humor es cosa sería y la seriedad es una cosa que hay que tomar con humor.

9. No sospecho de nadie pero desconfío de todos.

10. Tengo una duda: ¿está todo muy caro o es que yo soy pobre?

Loading...
Revisa el siguiente artículo