Nuestra Familia: Los 10 NO del regreso a clases

Por Esmeldy y Anier

Ya estamos de vuelta  la rutina, nuestros hijos ya volvieron a la escuela y el deseo de todo padre y madre es que tengan un gran año. Siempre he pensado que para tener éxito no sólo se trata de lo que hacemos, sino también de lo que no hacemos. Por eso hoy quiero compartir con ustedes 10 cosas que NO debemos hacer en éste año escolar:

1- No cargues la mochila de tus hijos: Eso es  su responsabilidad y una forma de que se haga cargo de sus cosas. Cómprale una mochila acorde a su edad y curso.

2- No le hagas sus tareas ni le “acompañes” a hacerlas: Tu hijo es perfectamente capaz de hacer sus deberes. Tu función es supervisar que los haga y propiciar un espacio adecuado para ello.

3- No dejes a tu hijo sin tiempo para más nada: Evita recargar su agenda con actividades. Tu peque necesita tiempo para ser niño y no hacer nada. No es posible que un niño tenga una agenda más cargada que la de un adulto.

4- No le lleves las tareas y proyectos, si los dejaron en casa: Ya muchos colegios lo tiene prohibido. Tu hijo necesita aprender a ser responsable, y  que sus acciones tienen consecuencias, y si siempre  estás ahí siempre para salvarlo, no lo hará.

5- No te alejes del colegio: Asiste a las reuniones y mantente comunicado siempre con el colegio. Es una de las formas de apoyar a nuestros hijos para que tengan un buen año escolar.

6- No hay porqué estrenar mochilas todos los años: Si tus hijos aún no han iniciado y te está presionando para que le compres una nueva mochila, evalúa si la que tiene está en buen estado. Habla con tu hijo y explícale que te esfuerzas mucho por comprarle las cosas y que debe ser más consiente y empático. Ayúdale a no dejarse llevar por la presión social y el consumismo.

7- No grites por las mañanas: Trata de levantarlos a una hora adecuada y responsabilízalos por llegar a tiempo a la escuela. Si no están listos a tiempo, será su responsabilidad. Define una hora para salir, y el que no esté listo a esa hora, deberá irse como esté, así no se haya desayunado. No tienes por qué gritar. Establece las reglas y cúmplelas.

8- No repongas dinero del semanal o mesada: Si tu hijo se gastó antes de tiempo el dinero que le das para la merienda, no lo repongas. Nuevamente, tus hijos necesitan aprender que nuestros actos tienen consecuencias. Que se prepare el mismo el desayuno con lo que haya en casa, pero no tendrá más dinero hasta que llegue el momento de reponer.

9-    No le quites la oportunidad de vivir sus pasiones: Procura que pueda practicar el deporte o disciplina que le guste. No todo se trata de lo académico. Toma en cuenta sus gustos y pasiones.

10- No te vuelvas el o la fiscalizadora de las tareas: Si ves que el tema de las tareas se vuelve un problema y una razón de discusión constante en casa, evalúa la opción de un tutor o consulta que otras opciones tienes. No puedes dejar que el único momento que tienen para compartir en el día sea para pelear, eso no ayuda a que tengan una buena relación. A veces con unas sesiones de terapia o Coaching puede bastar.


¿Qué me pongo para ir al trabajo? La pregunta de muchos en las mañanas

Si a menudo te pasa esto por la cabeza, tenemos unos cuantos consejos, muy prácticos y que de seguro te ayudarán mucho.

ropa

Es increíble como ganamos tiempo y nos evitamos la fastidiosa espera frente al clóset, pensando y pensando que usar, además de que fluimos mejor cuando ya sabemos que tenemos todo listo para ir a trabajar e iniciar nuestra  jornada de trabajo.

– Identifica como quieres sentirte y que quieres proyectar –

Dependiendo el tipo de trabajo de cada quien, va a variar el estilo, sin embargo en cada oficio existe el deseo de proyectar algo. Si tu deseo es proyectar seguridad, profesionalismo, respeto, ya debes ir pensando que tipo de piezas utilizarás. Si por el contrario prefieres reflejar comodidad, elegancia y flexibilidad, sería otro tipo.

Por esto es importante preguntarse qué quiero proyectar y como me siento haciéndolo.

– Conoce tu estilo –

El punto anterior te llevará a este. Que estilo tienes, muy formal, casual o informal (aún estés en una oficina donde la ropa utilizar sea formal).

El estilo que te identifique va a ayudar mucho a la hora de escoger las piezas para ir a trabajar.

– Combinaciones –

Ya conoces tu estilo, ahora vas a sacar 4 piezas de abajo (entre faldas y pantalones).
2 opciones de arriba para cada parte de abajo, un vestido apropiado para el trabajo y dos chaquetas.
De esta manera, puedes hacer un sub-closet de trabajo y jugar con esas piezas durante la semana.

– Calendariza –

Al igual que agendamos nuestros compromisos durante la semana, perfectamente puedes agendar las combinaciones de la semana, incluyendo zapatos y bolsos. Lo anotas en la agenda con un color diferente y lo revisas cada noche. Puedes sacar la ropa la noche anterior y ahorras más tiempo en las mañanas.

– Accesorios –

Un pañuelo alrededor de la camisa blanca, que utilizaste la semana pasada sola, puede cambiar totalmente el look y solo estas agregando un pañuelo. Por eso son tan importantes los accesorios y elementos que podamos incluir en nuestro día a día.

Pañuelos, collares, cinturones, cintillos, aretes, broches, debes de tenerlos siempre a la vista, para utilizarlos y re jugar con las piezas.

De esta forma vas a ahorrar tiempo en las mañanas, a diversificar tus atuendos y de seguro que también te sentirás mucho mejor en tu día.

Inténtalo y cuéntanos por las redes @nuestrafamiliard NF


Trucos para mantener la ropa blanca

 ropa blanca

Mantener la ropa blanca es todo un reto. ¿A quién no le molesta ver su camisa favorita verse amarillenta o perderla por una desagradable mancha? Hoy quiero compartir con ustedes algunos trucos que me han funcionado para mantener la ropa blanca:

• Bicarbonato de sodio: Un producto casi milagroso que sirve para todo. Actúa a profundidad sobre la tela, elimina las manchas y proporciona suavidad a los tejidos. Agrega ½ taza de bicarbonato de sodio a tu detergente y lava de forma habitual. Si tiene una mancha muy profunda, échalo directamente sobre la tela.

• La leche es ideal para cuidar las telas y para blanquearlas. Pon a remojar la tela en leche y déjala ahí varias horas. Luego lava de forma habitual.

• Presta atención al agua que usas para lavar la ropa, ya que si está turbia hará que se manche.

• Evita echar perfumes  y desodorantes directamente en la tela.

Hacen que se vuelva amarillenta.

• Encárgate de las manchas de inmediato: Mientras más tiempo dure la mancha en la prenda, más difícil será de quitar.

• Deja que la ropa blanca se seque bajo el sol: esto funciona como un blanqueador natural y es indispensable para mantener el blanco de la ropa.

lavadora

• Agrega vinagre a la lavadora: El ácido del vinagre actúa como un potente blanqueador en la ropa. Todo lo que tienes que hacer es echar un cuarto de taza a  la lavadora antes de encenderla.

• Otro truco es agregar medio limón en una media en la lavadora, al momento de lavar la ropa blanca, te sorprenderá el efecto que tendrá.

 

 

 

 


TIP DE COCINA

Al comprar aves

mulo

Al comprar aves enteras, ya sea fresca o congelada percátese de que este regordete, con la piel y sin manchas en esta.

Si son aves jóvenes, presione el esternón con cuidado, este debe ser flexible.

Escoja aves que  su envoltura esté bien sellada, que no hayan trozos de hielo.

El ave puede tener aspecto húmedo, más no mojado, esto puede ser un signo de que se descongeló y volvió a congelar.

Si puede verificar las patas, estas deben de ser flexibles.

En la piel no deben de haber signos de golpes o plumas.

Son algunas recomendaciones para escoger muy bien un ave y que pueda ser del disfrute de toda la Familia.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo