Tribunal sacó a Lula da Silva de carrera y Haddad asoma ahora como su “delfín” a presidencia de Brasil

“Somos millones de Lulas”, dice el PT tras la decisión del Tribunal Electoral

Por Agencias

La pretensión de volver al poder desde la cárcel del ex presidente brasileño fue frustrada por la justicia electoral, que vetó su candidatura por el impedimento que representa su situación jurídica. El Tribunal Superior Electoral decidió por 6 votos contra 1 lo que la ley conocida como “Ficha Limpia” -sancionada por el propio Lula en 2010-, que impide que inicie la que habría sido su sexta candidatura presidencial, cuando está en prisión desde el pasado abril.

Contra esa legislación  que se ha rebelado el PT, establece que toda persona con una condena ratificada postule a cualquier cargo electivo, aún cuando le resten apelaciones. En los recursos restantes se apoyó la defensa de Lula, que   esgrimió entre sus alegatos una cautelar dictada por el Comité de Derechos Humanos de ONU, que pedía garantías para las elecciones.

El magistrado Luis Roberto Barroso, instructor del caso, rechazó  los argumentos de los abogados y abrió el camino para el veto a la candidatura

Los simpatizantes de Lula protestaron tras conocerse la decisión de la Justicia Electoral. “Lula libre”, reclamaron sus adherentes.

El juez expresó también que el comité se comprometió a analizar el mérito de la cuestión “el año próximo”, después de las elecciones en Brasil y cuando el nuevo presidente brasileño estaría ya en pleno ejercicio, pues asumirá el 1 de enero de 2019.

“La ley y la Constitución imponen una decisión inequívoca y no hay ninguna duda sobre lo que debe hacerse” a la luz de la “Ficha Limpia”, que fue apoyada por “una gran movilización popular” y tiene “plena legitimidad democrática”, declaró.

“No estamos juzgando al ex presidente ni su legado político”, dijo el magistrado, mientras el PT lanzaba la campaña “Somos millones de Lulas”: el Partido de los Trabajadores anticipó que seguirá luchando “por todos los medios” para que el ex jefe de Estado pueda participar en los comicios presidenciales
El PT condenó la inhabilitación de Lula y anunció que se propone apelar la decisión, pero los especialistas   dudan que sus acciones puedan prosperar.

El veto a la candidatura de Lula deberá encumbrar como abanderado de esa formación al ex ministro de Educación y ex alcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad, su compañero de fórmula y coordinador de su programa de gobierno, una alteración para la cual tendrá un plazo de diez días.

Las encuestas no son muy favorables a Haddad, que acumula una intención de voto de entre 8 y 10 %, pero el PT apuesta a su capacidad de poner encarnar al ex mandatario y convencer a los electores de que es “el candidato de Lula”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo