12 ventajas de abrazar a tu bebé recién nacido

Contrario a lo que se piensa, cargarlos trae muchos beneficios.

Por Nuevamujer.com

Llegó el momento de conocer a tu bebé, y cuentas los minutos para verlo, tocarlo y darle su primer beso, esa cercanía piel con piel se conoce como el primer apego.

Explica la ginecóloga Carla Estrada que, “al colocar al recién nacido, (sano) piel con piel, sobre el pecho de su madre, se producen una serie de ventajas, tanto para él como para la mami”.
La ginecóloga precisa las ventajas del apego:

Para el bebé

Mantiene su temperatura (incluso hasta un grado por encima, de los ubicados en Incubadora).
Mantiene sus niveles de glicemia.

Mejor saturación de oxígeno.

Mantiene estable ritmo cardíaco y respiratorio.

Menos llanto, tanto en intensidad, como en duración.

Son capaces de reptar, alcanzar el pecho y mamar por sí solos en posición correcta y sin ayuda.
El agarre, por lo general es el más adecuado.

A futuro se ha comprobado un mejor desarrollo psicomotor y una salud óptima.

En la madre

Al mirarse cara a cara con su bebé, provocará apego intenso, dependencia y enamoramiento visceral mutuo de madre a hijo, con lo cual existe muy poca probabilidad de “depresión postparto”.

Le da la seguridad necesaria para el tiempo que está por venir.

Disminuye el riesgo de hemorragia postparto, por la oxitocina que ayuda a contraer el Utero.

Cuando por razón médica la madre pasa a terapia intensiva, será el padre quien le brinde al recién nacido, su pecho, donde recibirá el calor necesario, oirá sus latidos cardíacos y sentirá sus movimientos respiratorios que necesita, para aprender a respirar. Y mantenerse confortable, amado y atendido.

Loading...
Revisa el siguiente artículo