Huracán Florence sería el peor en la Costa Este de EE.UU.

Se pronostica que el ojo del ciclón toque tierra entre el jueves y el viernes

Por Agencias

Con órdenes de evacuación obligatoria en la costa de tres estados, millones de estadounidenses se preparan para la llegada del que podría ser uno de los huracanes más catastróficos que golpea la zona en décadas.
El huracán Florence amenaza con tocar tierra en la Costa Este de EEUU la tarde del jueves o la mañana del viernes como una tormenta de tamaño “impactante”. “Éste realmente me asusta”, dijo el director del Centro Nacional de Huracanes, Ken Graham.

Este ciclón es tan grande que el aumento del nivel del mar debido a la tormenta se extendió 480 kilómetros desde su vórtice y arremolinaba nubes que podrían causar inundaciones en estados que van desde Carolina del Sur hasta Ohio y Pensilvania, conforme baja la velocidad y queda detenido sobre tierra.

“Habrá lluvias fuertes, un oleaje catastrófico provocado por la tormenta que pone en riesgo vidas junto con los vientos”, dijo Graham.

Los vientos máximos sostenidos de Florence eran de 215 kilómetros por hora la mañana del martes. Al cierre de esta edición seguía siendo un huracán de categoría 4 y se espera que se intensifique a categoría 5 mientras baja su velocidad de traslación sobre las cálidas aguas costeras.

Estado de Emergencia

La alcaldesa de Washington (DC), Muriel Bowser, declaró estado de emergencia en la zona. Mientras que el gobernador de Carolina del Sur ordenó que toda la costa del estado sea desalojada a partir del mediodía del martes y se espera que un millón de personas abandone la zona.

El gobernador de Virginia, por su parte, ordenó la evacuación obligatoria de algunos residentes en zonas costeras bajas, la misma medida decretada para condados costeros de Carolina del Norte.

El presidente Donald Trump aprobó un estado de emergencia para las Carolinas y dijo que el gobierno federal está “absoluta y totalmente preparado”.

Para muchas personas, el reto podría ser encontrar un refugio seguro: si Florence baja demasiado la velocidad, podría ocasionar lluvias torrenciales en las montañas Apalaches provocando inundaciones repentinas y deslaves en una región que últimamente ha tenido muchas lluvias.

Florence podría golpear a las Carolinas con más fuerza que cualquier otro huracán desde que Hazel llegó con vientos de 209 km/h  en 1954. Esa tormenta categoría 4 destruyó 15 mil inmuebles y dejó a 19 personas muertas en Carolina del Norte.

Loading...
Revisa el siguiente artículo