Abogado interpone acción de inconstitucionalidad contra ley de partidos

Por EFE

El presidente de la Fundación Prensa y Derecho, Namphi Rodríguez, interpuso una acción directa de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional contra las disposiciones de la ley de partidos políticos que sancionan con penas de hasta un año de presión y multas de 500 salarios mínimos la divulgación de mensajes negativos en las redes sociales.

El abogado Rodríguez recurrió junto al periodista y abogado Héctor Herrera Cabral la disposición del artículo 44, numeral 6, de la ley 33-18 por ser una “ley mordazas” y representar una seria violación al derecho de libertad de expresión consagrado por la Constitución.

El artículo 44, numeral 6, de la ley prohíbe varias actividades de difusión durante el período de precampaña o campaña interna, entre las que está, “la difusión de mensajes negativos a través de las redes sociales que empañen la imagen de los candidatos será sancionada conforme a los artículos 21 y 22 de la Ley No. 53-07, sobre Crímenes y Delitos de Alta Tecnología”.

El jurista dijo que al disponer que la difusión de mensajes negativos a través de las redes sociales” constituyen un delito, los legisladores desconocieron que el derecho a la información del artículo 49 de la Constitución no responde a un interés de naturaleza individual, sino que tiende a un interés colectivo de la ciudadanía que es el de controlar el ejercicio del poder por parte de los diferentes órganos del Estado.

“En el marco de una precampaña electoral, la ciudadanía tiene derecho a obtener información relacionada con el accionar de los candidatos, sea esta negativa o positiva, pues la información garantiza la transparencia, permite fiscalizar las funciones públicas, pero sobre todo es una forma de fortalecer la democracia”, dijo Rodríguez en nota de prensa.

“Existe infinidad de supuestos en los cuales una información relacionada con el accionar público de un precandidato pudiera resultar “negativa” para su imagen, pero necesaria para la transparencia y el debate público, por lo que es inconstitucional prohibirla”, subrayó.

Para él, es injusto que cualquier ciudadano que se haga eco de un “mensaje negativo” en una red social contra un precandidato corre el riesgo de ser perseguido penalmente, lo cual es una clara desnaturalización inconstitucional. efe

Loading...
Revisa el siguiente artículo