Marlon defiende inocencia de Marlin en caso Emely

Audiencia. El jucio contra Marlon y Marlin Martínez fue recesado para el jueves 4 de octubre para que el Ministerio Público continúe con la presentación de pruebas.

Por Claudia Fernández Soto

Marlon Martínez, principal acusado por la muerte de la adolescente Emely Peguero y novio de la víctima al momento de su fallecimiento, admitió ayer que la adolescente sufrió un aborto antes de su muerte e insistió en que su madre, Marlin Martínez, también imputada por el crimen, es “totalmente inocente”.

Así lo manifestó ante los medios de comunicación mientras era conducido a la sala de audiencias del Tribunal Colegiado de la provincia Duarte, donde por tercera vez se intentaría desarrollar el juicio de fondo por el asesinato de la joven, cuyo inicio fue aplazado en ocasiones anteriores.

Ataviado con una camiseta azul celeste y andar sereno, al ser abordado por los periodistas, Martínez exclamó: “Lo que ocurrió fue un aborto”, y a continuación defendió a Marlin. “Mi mamá es totalmente inocente, y en el transcurso del caso se darán cuenta. Tarde o temprano se sabrá la verdad”, afirmó antes de presentarse al tribunal.

Una vez dentro de la sala, Marlon reconoció que el rol de padre requiere de mucha entereza y carácter. “Somos jóvenes, la falta de madurez y responsabilidad estaban por encima de nosotros”, argumentó.

También aseguró que él y su pareja tenían miedo a la reacción de Genaro Peguero, padre de Emely, y que por parte de Marlin no sentían que se opondría al embarazo sino que cuestionaría si tendrían la capacidad para manejar la situación.

Dijo que al conocer la noticia del embarazo, se presentó personalmente donde Adalgisa, la madre de la adolescente, para dar la cara por el bebé que venía en camino.

También narró que el día del deceso de la menor la había acompañado a recoger unos análisis médicos y que posteriormente fueron a su departamento en San Francisco de Macorís donde podrían charlar a solas.

Al llegar, Emely tuvo que subir cuatro pisos por las escaleras, ya que el ascensor estaba dañado y eso agudizó los malestares previos que ya la joven sentía. Dijo que Emely estaba nerviosa, sudando y con un sangrado vaginal. “La llevé al baño y le eché agua, me quedé en blanco, no supe qué hacer ni a quién llamar”, agregó.

Paralizó el relato porque las lágrimas lo invadieron y tras reincorporarse, añadió que su deseo es que se haga justicia pero apegada a la ley, “no como todo el mundo quiere”.

Dentro de la audiencia, reiteró la inocencia de Marlin ya que según contó, su madre se encontraba en Santo Domingo al momento del sangrado de Emely, totalmente ajena a lo que sucedía en su apartamento en San Francisco de Macorís.

Marlon Martínez responde en el juicio de fondo por la acusación de tortura y barbarie y asesinato, mientras que su madre, Marlin Martínez, está acusada de complicidad en el crimen y por ocultar el cadáver.

El cuerpo de Emely Peguero, de 16 años y embarazada de cinco meses en el momento de su muerte, fue hallado dentro de una maleta en Cayetano Germosén, provincia Espaillat, el 31 de agosto de 2017 y, según determinó la autopsia, falleció a causa de hemorragia por aborto inducido y un fuerte golpe en la cabeza.

El Ministerio Público pide 30 y 20 años de prisión respectivamente para Marlon y Marlin.

Loading...
Revisa el siguiente artículo