Máxima tensión en nueva zona de conflicto mundial entre EEUU y China

Destructor chino tuvo un encuentro “inseguro” con buque estadounidense en el disputado Mar de China Meridional

Por Metro Internacional

Todo parece empeorar entre China y Estados Unidos, luego que un destructor del país asiático casi chocara con un buque estadounidense en Mar de China Meridional, una histórica zona disputada por siete países.

El domingo la embarcación de guerra china, Tipo-52B de la clase “Luyang”, pasó a 41 metros de la proa del estadounidense “USS Decatur”, de la clase Arleigh Burke,  obligándolo a moverse para evitar una colisión en una “maniobra insegura y poco profesional” cerca de los Arrecifes de Gaven, dijo el portavoz de la Flota del Pacífico de EEUU, teniente comandante Tim Gorman.

Desde el país norteamericano describieron el encuentro como un hecho que podría empeorar las tensiones entre las naciones.

El destructor chino “realizó una serie de maniobras cada vez más agresivas acompañadas de advertencias para que ‘Decatur’ abandonara el área”, dijo Gorman en un comunicado.

El Ministerio de Defensa de China dijo el martes que se opone a la entrada del buque de guerra estadounidense en las aguas “alrededor de las islas y los arrecifes de China”. Confirmó que el “Luyang”, un destructor de misiles chino, fue desplegado de inmediato para identificar al “USS Decatur” y ahuyentarlo.
A su vez, el Ministerio de Relaciones Exteriores del país oriental anunció que instaba a los Estados Unidos a detener sus acciones “provocativas”.

Mar de China Meridional

Se cree que el mar de China Meridional albergaría importantes reservas de gas y petróleo. Además, es una zona por el que pasa un tercio del tráfico marítimo mundial. De ahí que sea un sector disputado por siete países: China, Vietnam, Indonesia, Malasia, Brunei, Filipinas y Taiwán (que es considerado como una región rebelde por Beijing).

Actualmente esta área es considerada aguas internacionales. Sin embargo, el gigante asiático reclama la mayor parte de este territorio, comprendiendo los archipiélagos Paracelso y Spratly, junto con el arrecife Scarborough, asegurando que poseen derechos desde hace siglos.

Los vecinos de China no están de acuerdo con su delimitación y Estados Unidos se ha involucrado en el conflicto realizando patrullas en la zona en el marco de lo que llaman la “operación de libertad de navegación”.

El país dirigido por Xi Jinping ha construido islas en arrecifes y las ha equipado con instalaciones militares como pistas de aterrizaje, cúpulas de radar y sistemas de misiles. Washington no acepta estas anexiones de islotes, práctica que también usan otros países de la región, y aboga por una solución diplomática a estos diferendos.

Las relaciones entre Estados Unidos y China se han deteriorado debido a una escalada de disputas comerciales, y aún más con el impase de destructores en el mar de China Meridional.

Otro elemento que agrega tensión es la decisión del país norteamericano de imponer sanciones económicas a Beijing por la compra de aviones de combate rusos y equipo de misiles tierra-aire.

Loading...
Revisa el siguiente artículo