Hasta 5 mil desaparecidos en Indonesia

Sigue la búsqueda de víctimas del terremono y tsunami que afectaron a la isla de Célebes con un balance dramático

Por Agencias

Al menos cinco mil personas están desaparecidas en Indonesia tras el terremoto y tsunami que sacudieron hace nueve días la isla de Célebes, donde el balance de muertos por el desastre aumentó a 1.763, informaron ayer fuentes oficiales.

El portavoz de la agencia de Prevención de Desastres (Bnpb), Sutopo Purwo Nugroho, dijo que la estimación de desaparecidos corresponde al barrio de Petobo, en Palu, la capital provincial, donde unas 2.050 casas quedaron engullidas por el barro.

Hasta ahora, las autoridades indonesias situaban el número de desaparecidos en unos pocos centenares, pese a que varias organizaciones que trabajan en la zona afectada alertaron los últimos días de que podía haber más de un millar de desaparecidos en Petobo y Balaroa, otro barrio de Palu.

Más de 3mil viviendas desaparecieron en dos barrios de Palu, Petobo y Balaroa, que fueron afectados por la fluidificación, informó el vocero.

Petobo es un conjunto de aldeas. Una gran parte de esta zona se derrumbó como si la tierra la aspirara, mientras se sacudía en un fenómeno que transformó el suelo en arena movediza, proceso conocido como licuefacción.

Ayuda humanitaria

La ayuda humanitaria comenzó a llegar el sábado a la isla de Sulawesi en Indonesia que ha sido sacudida por unas 450 réplicas luego del sismo y tsunami de hace poco más de una semana.

Un avión de transporte militar llegó a Palu el sábado desde Japón con enseres básicos, como alimentos y medicinas. Entretanto los vuelos comerciales al aeropuerto se reanudaron, con dos o tres diarios.

Sutopo Purwo Nugroho, portavoz de la agencia de manejo de desastres, colocó un gráfico en su cuenta de Twitter mostrando unas 450 réplicas desde el sismo del 28 de septiembre, pero han ido disminuyendo en frecuencia e intensidad.

Más de 70 mil personas están sin vivienda desde el desastre, y la cifra de muertes confirmadas asciende a 1.571. Muchos más están desaparecidos.

Para algunos de los supervivientes del terremoto y el tsunami que azotaron la isla indonesia de Célebes la semana pasada, los recuerdos y el horror de experimentar un desastre de tal magnitud, son difíciles de borrar y entender.

Un fabricante de muebles, Khairul Hassan, relata que trabajaba en una tienda cerca de la playa cuando el suelo cobró vida y se sacudió violentamente. Corrió hacia una colina cercana y observó posteriormente cómo el nivel del mar se elevó como nunca, lanzando una marejada colosal. Ahora no lo puede olvidar.

“Vi las olas venir y barrer con todo: construcciones, fábricas, almacenes y algunas personas que desaparecieron, mientras corrían de las olas, algunas de ellas mujeres y niños”, dijo el miércoles. “Además, los trabajadores del almacén quedaron atrapados bajo las mercancías, todos barridos por el mar. Es trágico. Es aterrador recordarlo”, agregó.

Más de 25 países ofrecieron asistencia después de que el presidente de Indonesia, Joko Widodo “Jokowi” pidiera ayuda internacional. Sin embargo, poco ha llegado a la zona de desastre, y los residentes, cada vez más desesperados, tomaron alimentos y combustibles de tiendas dañadas y rogaron por ayuda.

Loading...
Revisa el siguiente artículo