Monseñor Romero ya es santo

Por Agencias

Desde el sagrario de la basílica de San Pedro, ante una plaza desbordada por unas 90 mil personas, entre ellos siete mil peregrinos salvadoreños, Francisco proclamó este domingo santos al mártir Oscar Romero, arzobispo de San Salvador, asesinado en 1980 por la dictadura militar, al Papa Pablo VI y a otros cinco religiosos.

El Papa argentino vestía el cíngulo (cordón con borlas que los sacerdotes ciñen a la cintura), manchado con la sangre de monseñor Romero cuando un suboficial de la dictadura le disparó con un fusil mientras oficiaba la misa el 24 de marzo de 1980.

En el oficio religioso Jorge Bergoglio utilizó el cáliz, el palio y llevó en la procesión inicial el báculo pastoral que usó Pablo VI, pontífice entre 1963 y 1978.

La ceremonia estuvo cargada por los símbolos de las reliquias de los nuevos santos, entre ellas la camiseta blanca ensangrentada después del atentado que sufrió Pablo VI en su visita a Manila, Filipinas, cuando fue levemente apuñalado por un pintor boliviano en el aeropuerto.

Loading...
Revisa el siguiente artículo