Controversia por exigencia de lectura de Biblia en escuelas

Se abre el debate. Faride Raful, diputada por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), marcó claramente su postura en contra.

Por Claudia Fernández Soto

Los temas religiosos generalmente causan polémica.

No es sorpresa que el nombre “Faride Raful” estuviera ayer entre las 10 tendencias de Twitter para República Dominicana.

Esto se debe a que la diputada  resaltó en plena sesión del Congreso Nacional que la familia es la responsable de la educación espiritual de los hijos y recordó que nuestro país es un Estado Laico.

El debate sobre la Ley 44-00 sobre la instrucción bíblica en las escuelas surgió luego que la diputada del Partido Quisqueyano Demócrata Cristiano, Besaida Mercedes Abreu, sometiera un proyecto de resolución que plantea exigir al Ministerio de Educación el cumplimiento de la legislación. En respuesta, Raful aseguró que dicha ley es inconstitucional.

Su postura generó de inmediato reacciones a favor y en contra.

Tal es el caso del diputado por el PLD José Laluz , quien afirmó en esa misma red social que “sin religión no habría humanidad, seguiríamos siendo animales”.

¿Qué establece la Ley 44-00 sobre la instrucción bíblica?

La Ley 44-00, que modifica la Ley General de Educación No.66-97 en su artículo 25, establece la lectura de una porción o texto bíblico después del izamiento de la Bandera y entonación del Himno Nacional, a nivel inicial, básico y medio.

Además, dispone el estudio de la Biblia por lo menos una vez a la semana, bajo los programas y métodos de enseñanza bíblica que serán propuestos por la Conferencia del Episcopado Dominicano y la Confederación Dominicana de la Unidad Evangélica (CODUE)”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo