Helicobacter pylori: Síntomas y consecuencias

Es la bacteria responsable del mayor porcentaje de cáncer de estómago o cáncer gástrico que existe a nivel mundial.

Por Mariela Bidó

El Helicobacter pylori, también conocido como H. pylori, es la infección crónica más frecuente en los seres humanos. Según informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 50% de la población a nivel mundial se encuetra infectada por esta bacteria.

Esta bacteria con forma de bacilo helicoidal -característica morfológica de cual deriva el nombre de la Helicobacter- habita exclusivamente en el estómago de los seres humanos. Y por su forma de espiral puede ‘ajustarse’ literalmente por sí misma para colonizar el epitelio estomacal, además de contar con la ureasa que le permite neutralizar su entorno ácido. Se trata de una bacteria microaerófila, gramnegativa, de crecimiento lento con abundantes flagelos.

helicobacter

La infección por H. pylori puede producir inflamación en la mucosa gástrica, la cual puede progresar llevando a la producción de gastritis, úlcera péptica y linfoma de tejido linfoide asociado a mucosa (MALT), también se asocia al mal aliento. Sin embargo, las personas infectadas pueden no llegar nunca a desarrollar algún tipo de síntoma.

Según los especialistas esta infección se adquiere con frecuencia en la infancia, especialmente en los estratos socio-económicos bajos, lo que puede determinar la patología digestiva que se desarrollará posteriormente.

Sin embargo, la forma más común de contagio es a través de la transmisión fecal-oral y se le atribuye principalmente al contacto con el agua o alimentos contaminados. También existen otras formas de transmisión insospechadas.

El Helicobacter está en la cavidad bucal, se asienta y se adhiere a la placa dentaria, en las encías y en las caries dentales. Es decir, se puede transmitir el virus de forma oral a otra persona, incluso compartiendo un vaso de agua.

Síntomas que presenta el Helicobacter pylori

En su gran mayoría los pacientes contaminados por el Helicobacter pylori no presenta ningún tipo de síntoma o complicación. Pero hay unas cepas de la bacteria más agresiva y cepas más indolentes, lo cual explica, en parte, la ocurrencia de síntomas apenas en pocas personas contaminadas.

Esta bacteria en sí no causa síntomas.

Los pacientes contaminados con H. pylori que presentan alguna dolencia lo hacen por la presencia de gastritis o úlceras pépticas provocadas por la misma bacteria. Y de ser así, los síntomas más comunes son:

•Dolor o incomodidad; generalmente un ardor en la parte superior del abdomen.
•Sensación de hinchazón del estómago.
•Saciedad rápida del hambre; por lo general después de comer tan sólo una pequeña cantidad de alimento, que es igual a la pérdida de apetito.
• Náuseas o vómitos.
• Heces oscuras.
• Anemia.
• Adelgazamiento involuntario.
• Eructos frecuentes.

Consecuencias del padecimiento de la bacteria

Esta bacteria es una de las causas principales del cáncer de estómago o cáncer gástrico. Además es la responsable del 90% de las úlceras gástricas y del 90% de los casos de halitosis (mal olor de la boca), además de provocar acidez, gastritis y dolor abdominal.

Pautas para la alimentación de un paciente con Helicobacter pylori

Según los especialistas el primer paso es evitar las comidas copiosas y realizar varias al día (por lo menos cinco o seis) de cantidades moderadas.

Es importante comer despacio, masticando bien y con tranquilidad, así como dejar que la comida repose.

Se debe beber suficiente agua, pero evitar los jugos, especialmente el de naranja, así como excluir las bebidas con gas, el café o el alcohol.

Es importante realizar una preparación de alimentos sin fritos, rebozados o grasas y utilizar los condimentos con moderación.

Se recomienda, además, la ingesta de alimentos que eleven el pH, como la zanahoria y la papa, y evitar el chocolate.

Loading...
Revisa el siguiente artículo