Tambores de una nueva guerra por la tensión entre Hamás e Israel

Es la mayor escalada bélica en Gaza desde el conflicto de 2014

Por Agencias

Hamás y otras milicias de Gaza dijeron ayer que han aceptado un cese de fuego con mediación de Egipto después de lanzar cientos de cohetes a Israel en las últimas 24 horas y soportar una ola de incursiones aéreas israelíes.

Israel no respondió de inmediato si aceptaba un acuerdo para detener el intercambio más intenso de disparos con Hamas desde la guerra de 2014.

Apenas una hora antes de la declaración de las milicias, el gabinete de Seguridad israelí ordenó que sus fuerzas armadas continúen los ataques a la Franja de Gaza “en la medida de lo necesario”, tras una reunión de seis horas.

El cese de fuego fue anunciado por varias milicias, entre ellas Hamás, cuyo líder Ismail Haniye había anticipado su disposición a detener las hostilidades. Dijo que la milicia dejaría de lanzar cohetes si Israel desistía de sus incursiones.

Los términos del acuerdo parecían modestos. Daoud Shehab, un vocero de la milicia Yihad Islámica, dijo que se trataba de la promesa recíproca de acallar las armas.

Los enfrentamientos comenzaron tras un ataque encubierto israelí fallido en Gaza el domingo por la noche, en que murieron siete milicianos palestinos y un oficial israelí de alta graduación.

Las fuerzas armadas israelíes dijeron que se lanzaron unos 460 cohetes y obuses desde Gaza a partir del lunes por la tarde, de los cuales un centenar fueron interceptados por el sistema de defensa Cúpula de Hierro.

Israel dijo que alcanzó más de 160 blancos vinculados con las milicias en Gaza y destruyó la emisora de televisión y otros tres edificios de Hamas.

Tres palestinos de 20 años perdieron la vida en ataques separados, elevando a seis el número total de fallecidos desde el inicio de las nuevas confrontaciones, dijo ayer el Ministerio de Salud de Gaza. Al menos 25 personas más sufrieron lesiones.

Temor a una cuarta guerra

Desde el lunes por la tarde, una nueva escalada de violencia en Gaza y las zonas israelíes cercanas hace temer el estallido de una cuarta guerra desde 2008 en el enclave.

Entre todos los repuntes de violencia recientes, éste es el que más amenazó los esfuerzos de la ONU y Egipto para conseguir llegar a una tregua durable entre Israel y Hamas.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu reunirá hoy a su gabinete de seguridad, un foro limitado que trata las cuestiones más sensible, indicaron los medios.

Loading...
Revisa el siguiente artículo