Capital haitiana amanece paralizada tras protesta que dejó al menos 6 muertos

Por EFE

La capital haitiana amaneció hoy prácticamente paralizada tras las multitudinarias protestas de ayer en varias ciudades del país contra la corrupción y la impunidad que dejaron al menos 6 muertos y 5 heridos, según un balance provisional de la policía.

Grupos opositores, como la coalición Sector Democrático y Popular, también aprovecharon la protesta para pedir la renuncia del presidente, Jovenel Moise, quien hizo ayer un llamado al diálogo, y también instaron a paralizar hoy las actividades.

La policía ha anunciado una rueda de prensa para hoy para ofrecer un balance de la jornada de ayer, que según los organizadores de la protesta dejó, en contraste, al menos 11 muertos y 45 heridos.

En la capital haitiana, las calles amanecieron casi vacías sin apenas transporte público y se escucharon tiros al aire en varios puntos.

Medios locales informaron de que varios departamentos del país también amanecieron paralizados con escuelas cerradas y vías bloqueadas.

En declaraciones a la prensa, el portavoz del Gobierno, Eddy Jackson Alexis, hizo hoy un llamado a la población para acudir a las escuelas y a sus centros de trabajo, pero muchas personas han optado por permanecer en sus casas.

La movilización se desarrolló ayer en distintos puntos del país, bajo un fuerte dispositivo policial, para exigir al Gobierno que aclare el manejo supuestamente fraudulento que se hizo de los fondos de Petrocaribe, programa por el cual Venezuela suministra petróleo al país en condiciones blandas.

En un mensaje televisado tras realizar una oferta floral en el museo del Panteón Nacional con motivo de la celebración del 215 aniversario de la batalla de Vertieres contra las tropas francesas, que llevó a la independencia del país, el presidente haitiano, Jovenel Moise, hizo un llamado al diálogo.

"Es con la unión, la paz y el diálogo cómo podremos avanzar", dijo el presidente, cuya renuncia reclaman algunos grupos de la oposición.

El líder opositor Moise Jean Charles afirmó ayer en Cabo Haitiano, en declaraciones a la prensa, que solo con la salida del presidente Jovenel Moise del poder habrá un juicio por el caso de Petrocaribe.

Haití vive una fuerte crisis económica y la moneda nacional, el gourde, está en caída libre frente el dólar, mientras la inflación se sitúa en el 14 % cada mes desde el inicio del año, y hay un alto índice de desempleo.

Estas circunstancias, sumadas al escándalo de corrupción de Petrocaribe, han generado en una parte importante de la población desconfianza en la capacidad del actual Gobierno para mejorar la situación.

El Parlamento haitiano publicó en 2017 un informe en el que involucra a exfuncionarios, del partido actualmente en el poder, en presuntas irregularidades en el uso de los fondos de Petrocaribe, pero hasta ahora nadie ha sido procesado por este caso, en el que se desviaron más de 2.000 millones de dólares, según una investigación del Senado.

En octubre pasado, el presidente haitiano realizó cambios en su Gobierno, sustituyendo a su jefe de gabinete y al secretario general de la presidencia, quienes están implicados en el caso, según la misma investigación.

Días después, el primer ministro de Haití, Jean Henry Ceant, reiteró el compromiso del Gobierno para que se investiguen las presuntas irregularidades en la gestión de los fondos de Petrocaribe, pero hasta el momento no se ha informado de avances.

Loading...
Revisa el siguiente artículo