Capo de los “cowboys de la coca” deportado a RD

Willie Falcón. Habría desempeñado un “papel clandestino en la financiación de un plan de la CIA” en la década de 1990 para “matar a Fidel Castro”, razón principal por la cual habría solicitado no regresar a Cuba al cumplir la condena.

Por Claudia Fernández Soto

El cubano-estadounidense Augusto “Willie” Falcón, uno de los jefes de una red de narcotráfico que operó en los años 80 y comienzos de los 90 y cuyos integrantes eran conocidos como los “cowboys (vaqueros) de la cocaína”, fue deportado este mes a República Dominicana.

En el día de ayer se difundió la confirmación de la deportación de Falcón, quien había pedido no ser enviado a su país de origen (Cuba) porque temía por su vida y fue aceptado por las autoridades dominicanas.

Falcón, que ya terminó la condena que en su día le impuso la justicia estadounidense, fue deportado el pasado 6 de noviembre, según dijeron fuentes de la oficina de Inmigración y Aduanas de EE.UU.  al canal NBC 6.

Augusto “Willie” Falcón operaba junto con Salvador Magluta, también de origen cubano, una de las mayores redes de narcotráfico en Estados Unidos.

“Willy”, “Sal” y su hermano Gustavo operaban en el sur de La Florida y en sus años de gran “popularidad” eran conocidos como “Los Muchachos”.

Juntos se hicieron una reputación como contrabandistas de cocaína para los carteles colombianos de Medellín y Cali, en un comercio de drogas que se desarrolló en las calles de Miami por casi tres décadas.
Tanto “Willie” como “Sal” fueron acusados en 1991 por un jurado federal del contrabando de al menos 75 toneladas de cocaína desde Colombia hacia Estados Unidos.

Fueron absueltos en un primer juicio donde las pruebas se catalogaron como inconclusivas y más tarde el FBI comprobó que fue debido a que sobornaron a tres miembros del jurado, pero en un segundo juicio fueron condenados a largas penas de cárcel por delitos relacionados con el narcotráfico.

“Willie” Falcón llegó a un acuerdo con la Fiscalía y fue sentenciado a una pena reducida de 20 años de cárcel.
Falcón se declaró culpable por lavado de dinero y otros delitos. Su sentencia la cumplió en junio de 2017, y posteriormente estuvo en un centro de inmigración de Louisiana en lo que Estados Unidos le encontraba asilo.

En cambio, Magluta no llegó a un acuerdo y fue condenado a 205 años, reducidos luego a 195.
Falcón también habría desempeñado un “papel clandestino en la financiación de un plan de la CIA” en la década de 1990 para “matar a Fidel Castro”, razón principal por la cual habría solicitado no regresar a Cuba al cumplir la condena.

El hermano del capo de origen cubano, Gustavo Falcón, quien fue acusado de delitos similares a los de “Willie”, escapó antes de que la justicia actuase contra ellos y estuvo prófugo 26 años, hasta que en 2017 fue localizado y detenido.

Un juez federal sentenció el pasado 25 de abril a 11 años de cárcel a Gustavo Falcón.

Loading...
Revisa el siguiente artículo