Aprenda a combatir el acné después de los 30

Se cree que el acné es un problema que compete solo a los adolescentes, pero ignoramos que es algo que puede afectarnos en cualquier momento de la vida

Por Monica Garzón Metro World News

Si en la adolescencia no sufrió por los temibles barros o espinillas, no se extrañe si lo hace años después. A eso se le conoce como acné de adultos, y aunque no se sabe la causa exacta, puede existir una conexión parcial que tiene que ver con los cambios hormonales.

El acné que aparece después de los 30 años se denomina acné del adulto y puede ser causado por desórdenes hormonales. Por esta razón, lo más importante es consultar al dermatólogo, debido a que este tipo de padecimiento, cuando se presenta en las mujeres, en la mayoría de los casos requiere estudios de sangre para determinar si existe alguna anormalidad en los ovarios o en las glándulas suprarrenales.

A fin de librarse del acné, usted puede recurrir a productos como ungüentos y cremas, pero es fundamental que antes de comprarlos consulte con un experto. Si el acné no mejora después de tres o cuatro meses, el dermatólogo puede evaluar su afección y, de ser necesario, recetarle medicamentos.

Una vez lo logre controlar o superar, debe saber que puede reaparecer. Por lo tanto, debe tener en cuenta  algunas medidas de autocuidado. Hilda Herrera, doctora experta en dermatología, nos contó razones adicionales para la aparición de este tipo de acné y cómo combatirlo, entre otras recomendaciones.

¿Por qué se tiene la creencia de que el acné solo aparece en la adolescencia?

La adolescencia es la etapa en la que comúnmente aparece el acné, secundario a todos los cambios hormonales que ocurren en esa etapa de la vida. Sin embargo, es importante aclarar que existen diferentes tipos de acné, y algunos se presentan en personas después de los 30, como en mujeres que se acercan a la menopausia.

¿Cuál es la rutina de limpieza que debe realizar una persona que sufre de acné?

Las personas que sufren de acné deben lavarse la cara todas las noches con productos que contengan sustancias que ayuden a controlar la grasa en exceso.

Además, después del lavado es importante retirar el maquillaje con productos libres de grasa. También se recomienda una vez por semana utilizar exfoliantes, los cuales ayudan a controlar el exceso de grasa.
Aunque dermatológicamente no está comprobada la eficacia de productos naturales, comúnmente podemos ver que algunos de estos se emplean de forma positiva, como miel y avena, kiwi y azúcar ​​–no exponerse al sol, lavar muy bien el rostro para retirar y aplicar protector solar– y que le ayudarán a eliminar células muertas e impurezas, y le aportarán una gran luminosidad al rostro.

¿Cuáles son los problemas habituales que cometen las personas que sufren de acné?

El principal es la automedicación. Por el afán de la mejoría, los pacientes con acné tienden a usar productos inadecuados para su problema y tipo de piel, entre estos algunos productos en crema, los cuales están contraindicados porque pueden tapar los poros y empeorar el problema.

Otro error es la manipulación de las lesiones, por ejemplo, extirparlas o realizar limpiezas inadecuadas que podrían dejar manchas o cicatrices. Y otro muy importante es no consultar, pues en muchos casos se considera el acné como algo ‘normal’, que va a pasar por sí solo, pero es una enfermedad que debe tratarse a tiempo para evitar secuelas.

¿Cuál es la alimentación adecuada y qué se debe limitar para ayudar a tener una piel radiante?

Las frutas y verduras ricas en vitamina E, así como los aceites vegetales como el de oliva y canola, son primordiales en la salud de la piel porque son ricos en antioxidantes, cuyo papel es barrer los radicales libres, en otras palabras, las toxinas que se acumulan en la piel debido a la contaminación y la polución. Además, el aporte de agua es muy importante porque ayudan a mantener o recuperar la capa de protección que tiene la piel, la cual permite evitar las agresiones de los factores del medioambiente.

Indíquenos el mejor consejo, como dermatóloga, para cuidar la piel…

El consejo mas importante que puedo dar como dermatóloga es identificar el tipo de piel, dado que de esto depende el tipo de productos que se utilicen para las rutinas de limpieza, humectación y protección solar. Las pieles grasas no deben utilizar cremas, sino geles. Por el contrario, las pieles secas requieren productos en crema para mejorar su condición.


¿Cómo combatir el acné después de los 30 años?

acné

•    Use poco maquillaje, ya que se obstruyen los poros de la piel e impide que esta respire. Además, se traduce en la aparición de más granitos.
•    Relájese: ​​el estrés y la ansiedad influyen en el envejecimiento de la piel y en la aparición de impurezas.
•    Limpieza e hidratación: limpiar su cara todos los días ayuda a eliminar las impurezas, las células muertas y el exceso de grasa de la superficie de la piel. La crema hidratante reducirá al máximo la descamación de la dermis.
•    Alimentación: ​​incorpore a su dieta verduras, frutas y alimentos ricos en omega 3, como los frutos secos o el salmón.


Recomendación

Dándole paso a las nuevas tecnologías para el cuidado de la piel, en el mercado existen hoy en día cepillos en silicona sensibles para el lavado de rostro, que dejan la piel saludable y con un aspecto más suave, con tan solo un minuto de uso, dos veces al día.

Por ejemplo, la segunda generación de Luna mini 2 que viene con silicona ultrahigiénica y evita la acumulación de bacterias, lo que lo hace más higiénico.

Este tipo de productos tienen un timer que avisa el momento prudente para cambiar de área y se puede mejorar la intensidad de las pulsaciones según el modo en el que esté o lo mucho que crea necesitar una limpieza.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo