La otra cara del G20 en Argentina

Tratamos de desvelar cómo se tejen los entretelones de la Cumbre, grandes retos se presentan para una ciudad que por primera vez acoge un evento de tal envergadura

Por Irene Ayuso

Los 28 líderes más poderosos del planeta estarán juntos por primera vez en Sudamérica, en la Cumbre de Líderes del G20, un evento que paralizará Buenos Aires por tres días: la ciudad quedará blindada, decretaron feriado para este viernes, desviarán vuelos, cancelarán el transporte público y hasta instaron a los porteños a abandonar la ciudad.

Pero, ¿cómo se desenvuelve el costado de la cumbre? Macri enfrenta su mayor reto internacional con todo el poder global en la Argentina, con la llegada de 15 mil personas al país. El gobierno gastó US$ 112 millones según datos de facturas del gabinete, lo que hace que el evento sea más caro que una elección presidencial, pero más barato que la Copa Mundial.

La cumbre parece no haber comenzado con buen pie, entre los “chascarros” está el del presidente de Francia, Emmanuel Macron y su esposa, quiénes al salir del avión en el aeropuerto internacional de Ezeiza, se llevaron una incómoda sorpresa: no había nadie para recibirlos. Además un periodista canadiense que cubre el evento fue asaltado y golpeado a metros de Luna Park, muy cerca de la zona donde salen los colectivos a distintos escenarios de la Cumbre.

Pero la mayor apuesta está en las bilaterales, con “cinco platos fuertes” que sin duda marcarán el futuro de la agenda política global.

Guerra comercial entre China y EEUU

El gran duelo de la cumbre  es la cena que se llevará a cabo el sábado en un lugar secreto, entre el presidente de EEUU con su hómologo Xi Jinping, inmersos en una guerra comercial que ha enfrentado a las dos potencias  y ha puesto en duda la confianza en el sistema de comercio internacional. Por ello este tema posiblemente proyecte una sombra sobre toda la cumbre.

La  presión por el príncipe heredero saudita

principe-11aa10981eacd270e999e02c54f9e991.gif

Mohamed bin Salman llega precedido por el escándalo de la muerte del  periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudí en Estambul.  La ONG Human Rights Watch pidió a Argentina procesar al príncipe heredero por este tema y por crímenes de guerra en Yemen. Su presencia supondrá un dilema para los líderes mundiales sobre si participar en las reuniones con él. Hasta el momento, el presidente francés confirmó que se reunirá con él al margen del G20. Y probablemente sea recibido con los brazos abiertos por dos de los líderes más importantes del mundo, Trump y Putin.

El estrés de la seguridad 

Desde el gobierno aseguran que la ciudad estará blindada, con un megaoperativo de seguridad dispuesto por el gobierno que involucra el despliegue de 22 mil efectivos, además de zonas de restricción y veda por donde no se podrá circular.

Pero los nervios ya están desgastados desde hace una semana, y en consecuencia se ha puesto en duda la capacidad de disuasión de las fuerzas de seguridad luego de la incapacidad mostrada por la policia ante los actos violentos acaecidos en el estadio Monumental el pasado sábado.

En un país con una larga tradición de grandes protestas callejeras, los activistas contra el G20 están planeando gran cantidad de manifestaciones y eventos, teniendo en cuenta que la edición de la cumbre del año pasado en Hambuergo estuvo marcada por la violencia.

¿Trump y Putin? 

La foto más esperada sería probablemente la del presidente ruso Vladimir Putin estrechando la mano de Trump, pero en el último momento y ante la sorpresa de todos, el presidente estadounidense decidió en pleno vuelo que no habrá reunión ante el ahondamiento del conflicto entre Rusia y Ucrania por Crimea.

Rusia decomisó recientemente tres buques ucranianos y detuvo a su tripulación. Moscú dice que Kiev no tenía permiso de pasar entre su territorio continental y la península de Crimea. Ucrania insiste en que sus barcos obedecían las leyes marítimas internacionales.

Histórica reunión May-Macri

Los argentinos tendrán puesta su mirada sobre la histórica bilateral que tendrá con la británica Theresa May este viernes, la primera líder del gobierno británico en ir a Buenos Aires. La última bilateral entre los líderes de Argentina y Reino Unido, dos países que estuvieron en guerra hace 36 años,  data de 2009 en Chile, entre Gordon Brown y Cristina Kirchner.

Macron y otras potencias europeas

Un invitado con ánimo belicoso es Emmanuel Macron, presidente de Francia, quien teme que Trump bloquee cualquier progreso en el G20, por lo que se perfila en esta cumbre como el anti-Trump, defensor del acuerdo climático y del sistema de comercio mundial.

El escenario mundial del G20 es un respiro para Macron, que enfrenta protestas masivas en su país por el aumento de los impuestos al combustible, sin embargo, su reunión con Trump promete ser fría. Europa se encuentra en una posición débil en el G20 y la tarea principal de Macron será asegurarse de que la voz del viejo continente se escuche y no se diluya por las divisiones internas.

 

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo