Trump, el Grinch, robó la Navidad a los periodistas

La decisión del presidemte rompe con décadas de tradición pero tampoco llama la atención por su evidente mala relación con los periodistas

Por Agencias

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, canceló la característica fiesta de navidad que la Casa Blanca organiza todos los años para la prensa.

La mala noticia para los periodistas, que fue dada a conocer por Fox News en exclusiva, rompe con una tradición estadounidense que se había mantenido por décadas. Inclusive, el evento no fue suspendido cuando estalló el romance entre el presidente Bill Clinton y su becaria Monica Lewinsky.

A la cena de lujo generalmente estaban invitados los periodistas de Washington y algunos de Nueva York, una cita donde la pareja presidencial conversaba y posaba en fotos con los invitados.

Pero el año pasado no estuvo exento de polémica, luego que varios reporteros afroamericanos y LGBT no habían sido invitados a la cena por primera vez en años.

Esta decisión viene a confirmar aún más la mala relación que tiene el gobierno de Trump con los medios. La que se vio acrecentada con el caso del periodista de CNN Jim Acosta, a quien la Casa Blanca tuvo que revocarle temporalmente el pase de prensa hasta que un juez ordenó su restitución luego de una demanda del canal de televisión.

La Casa Blanca no ha hecho ningún anuncio de la cancelación del evento, que sí que se celebró el año pasado aunque sin el tradicional posado para fotografiarse con la pareja presidencial y con una breve comparecencia de Trump y su esposa Melania dando la bienvenida.

Esta no es la primera vez que Trump se niega a participar en una tradición que ayudó a cerrar la brecha entre los políticos en Washington y los miembros de la prensa asignados para cubrirlos.

También se ha negado a asistir a la Cena de Corresponsales de la Casa Blanca, una cena de premios de los medios de comunicación a la que ha asistido cada presidente desde Richard Nixon.

Loading...
Revisa el siguiente artículo