Lucero: “Nunca me sentí en la cima”

La cantante mexicana nos habla sobre del éxito de su carrera y su permanencia en la industria musical por casi cuatro décadas.

Por Marisol Orta Metro World News

Lucero Hogaza León, mejor conocida como Lucero o Lucerito, comenzó su carrera musical y actoral a la edad de 10 años en programas de variedades de televisión. Ahora, con alrededor de 39 años en el medio, más de 30 millones de discos vendidos y alrededor de 26 álbumes de estudio, la cantautora, actriz y conductora mexicana, quien promociona su nuevo álbum Más enamorada con banda,  visitó las oficinas de Metro México para hablar de su extensa carrera. Sonriente, animada y siempre abierta, Lucero también contó cómo ha sabido adaptarse a las nuevas plataformas digitales “esas que no existían cuando inició su carrera”, dice; a la industria musical que ahora vende sencillos y no discos, y los detalles de su éxito.

¿Cómo ha sido para ti el mundo musical?

— Ha sido un trabajo que ha ido muy de la mano con la diversión. Creo que cuando te gusta lo que haces, cuando estás enamorado de tu oficio y de tu profesión, todo sale mejor. Sé que en todos los trabajos se sacrifica algo y que en todos hay recompensas, pero en mi trabajo, oficio y carrera de tantos años, he sido muy afortunada en muchos aspectos. He tenido el cariño de la gente, gente que ha crecido conmigo, que ha seguido mi trabajo y que me ha hecho el favor de verme.

¿En qué momento identificaste el éxito de tu carrera?

— Nunca me he acostumbrado a él. Desde muy pequeña mi único objetivo fue permanecer en el gusto del público y seguir haciendo lo que tanto amo. De alguna forma se va convirtiendo en una avalancha y cambiando conforme vas cumpliendo metas. Siempre decidí permanecer en el gusto del público y nunca pensar que llegué a la cima. Que ya era suficiente, porque una vez ahí ya no hay nada que hacer, porque es cuando te instalas en una zona de confort que ya no va más allá, que ya no crece.

Una vez alcanzados el éxito y la fama, ¿te fue difícil evitar las adicciones y los riesgos?

— Creo que lo que siempre me ha caracterizado es la autenticidad. Yo siempre pensé en ser auténtica. Algunas personas me llegaron a preguntar, sobre todo cuando era joven, por qué nunca me veían tomar, o con cinco novios al mismo tiempo, pero realmente yo no era así. No era algo que yo hacía en mi vida normal y no porque fuera malo o bueno, sólo no quise hacerlo. Creo que fui afortunada en tener la familia que tengo, la mamá que tengo, la educación que tuve y valorar que el público me estaba haciendo el favor de seguirme, de quererme y aceptar mi música. Lógicamente no puedo juzgar ni ponerme en los zapatos de tantas personas que han vivido de forma distinta, pero puedo decir que, en parte, fue por mi familia y otra parte por una convicción propia de que quería ser yo.

¿Qué otros géneros te gustaría explorar?

— No es que quiera hacer reguetón, no quiero hacer salsa o cumbia, yo me quedaría en los tres géneros que he hecho. Ha sido un buen riesgo para mí y mi carrera haber comenzado haciendo baladas y después seguir por el ranchero y ahora la banda. Por supuesto, si algún día se da hacer un featuring con un cantante de urbano tampoco estoy cerrada. Sin embargo, mis líneas son básicamente estas tres. Yo sigo cantando las baladas, sigo cantando con mariachi y de pronto como se acomode el escenario, adapto las canciones para cantarlas en otro género. Quise, pude y tuve el riesgo de aventurarme y arriesgarme y sacrificar ciertas cosas, pero también me casé, soy feliz, tuve a mis hijos, soy una mamá soñada, feliz de estar completa, poco a poco el tiempo te va dando la razón y el diploma de que todo va saliendo bien.

¿Cuál es tu estrategia para superar errores, fracasos?, por llamarlos de alguna forma.

— Evidentemente se cometen errores, pero siempre he creído que de eso se aprende y no todo en la vida es un cuento de hadas. Hay cosas que te salen mejor que otras. No me gusta usar palabras como error y equivocación, porque esos dependen de los juicios o contextos en los que se presentan. Pero sí estoy de acuerdo que hay cosas fantásticas y otras que no lo han sido tanto. Lo importante es ser agradecido y nunca volverte soberbio.

¿De qué manera quisiste incursionar en la banda?

— Pienso que ser yo y perseguir siempre mis sueños ha sido la clave de todo. Ahora me aventé a grabar banda sinaloense, me di cuenta que la música ranchera estaba en un momento complicado; sin embargo, ya se oía la banda en el norte y quise hacerlo. Me gustan los riesgos.

¿Tienes una estrategia para  cautivar al público joven a través de redes sociales sin mostrar tu vida privada?

— Creo innecesario hacer público lo privado, hacer público lo íntimo. Constantemente, vemos en redes sociales cosas que deberían suceder en cuatro paredes, que no suceden a nivel público. Nunca he querido exponer esa parte mía, a veces es imposible y se sale de las manos y hoy en día hay cientos de historias de hackers, paparazzis que invaden la privacidad. Yo deseo que eso suceda muy poco en mi vida para seguir manteniendo mi línea. Sí he tenido que adaptarme, las redes sociales son una súper herramienta para decir lo que tienes que decir, para distribuir tu música y que la gente te conozca. Ya nadie compra discos ahora.

Loading...
Revisa el siguiente artículo