Así puedes tener una Navidad amigable con el ambiente

Lo creas o no, las fiestas de fin de año son una fuente importante de contaminación para nuestro planeta. Metro descubrió cómo hacer que esta temporada navideña sea respetuosa con el medio ambiente

Por Daniel Casillas Metro World News

La Navidad es una fecha que se celebra en la mayor parte del mundo. Está lleno de buenos deseos, fiestas, decoraciones, regalos y comida. Sin embargo, las actividades que rodean esta celebración internacional pueden generar gran cantidad de contaminación.

Un informe titulado ‘El Costo de Carbono de la Navidad’ del el Instituto de Medio Ambiente de Estocolmo, reveló que “nuestro consumo y gasto total en alimentos, viajes, iluminación y regalos durante tres días de festividades podría dar lugar a hasta 650 kg de emisiones de dióxido de carbono (CO2) por persona”. Esto equivale al peso mil budines de Navidad!

Según la investigación, la actividad que genera mayor huella de carbono durante la temporada navideña es la compra de regalos, con un total de 310 kg de CO2; en segundo lugar, la extravagante iluminación navideña, con 218 kg de CO2; a continuación, un viaje en coche, con 96 kg de CO2, y finalmente la comida navideña: 26 kg de CO2.

El amado árbol de Navidad también causa contaminación. Según un cálculo realizado por la empresa Carbon Trust, “un árbol artificial de 2 metros tiene una huella de carbono de unos 40 kg CO2e, más del doble de la de un árbol real que termina su vida en un vertedero, y más de diez veces la de los árboles naturales que se queman (3,5 kg)”.

¿Pero es posible tener una Navidad respetuosa con el medio ambiente? Los expertos así lo creen:
“Sí, podemos convertir nuestra celebración navideña en una celebración ecológica haciendo algunos cambios. En gran medida, la atención debe centrarse en el uso de productos y materiales sostenibles, la reutilización de artículos que ya tiene en lugar de comprar cosas nuevas para cada Navidad, la reducción de cualquier tipo de residuos y tratar de mantener la celebración mucho más natural de ‘menos cosas más experiencia’”, confirmó Amruta Kshemkalyani, consultora en sostenibilidad y fundadora de sustainabilitytribe.com.

Finalmente, más que cuidar nuestra huella de carbono, lograr una Navidad ecológica es disfrutar de la vida con nuestros seres queridos durante las fiestas y no fomentar el consumismo.


No convirtamos la Navidad en un ritual de consumismo en el que la atención se centra en las compras. En cambio, la Navidad tiene que ser un festival compartido con amigos y familiares. Así que trata de pasar tiempo de calidad con tus hijos, padres o amigos. Amruta Kshemkalyani, consultora en sostenibilidad
y fundadora de sustainabilitytribe.com


P&R

Bill Ulfelder Bill Ulfelder, director ejecutivo de The Nature Conservancy en Nueva York

¿Es posible tener una Navidad ecológica?

– ¡Definitivamente! Hay muchas maneras de incorporar opciones y prácticas respetuosas con el medio ambiente en las tradiciones navideñas. Las decisiones que tomamos son importantes para la salud de nuestras familias y del planeta, y eso es realmente cierto durante las fiestas. Animo a los lectores a ser atentos y a tomar buenas decisiones en cuanto a la comida, las compras, el transporte, el consumo de energía, etc. Juntos, podemos marcar la diferencia.

Mi primera sugerencia es comprar un árbol de Navidad real, es una de las mejores cosas que la gente puede hacer durante la temporada navideña.

¿Por qué?

– Los árboles de verdad son mejores. No sólo huelen a Navidad, sino que los árboles reales son un recurso renovable, bueno tanto para las personas como para la naturaleza. Se cultivan en granjas de árboles en todo el país, donde proporcionan aire y agua limpios, espacios abiertos y hábitat de vida silvestre. Y lo que es más importante, ayudan a combatir el cambio climático capturando y almacenando el carbono contaminado.
Los árboles artificiales, por otro lado, están hechos de plástico, se fabrican con petróleo, se envían a grandes distancias y, cuando se tiran, se depositan en vertederos durante siglos. Trate de “reciclar su árbol” después de las fiestas, seguirá devolviendo al medio ambiente a través de un mantillo rico en nutrientes.

¿Qué pasa con las luces de Navidad?

– Las luces navideñas con LED son fantásticas y consumen hasta un 90% menos de energía. Ya que está en ello, ¿por qué no actualizar toda la iluminación de su hogar a bombillas de bajo consumo? Hay un montón de grandes opciones por ahí. Al hacerlo, reducirá su contaminación de carbono y ahorrará dinero en sus facturas de energía.

¿Qué hay de los regalos?

– Para los regalos, recomiendo que las personas sean consumidores conscientes y que tomen decisiones bien pensadas. Según las estadísticas, generamos muchos más residuos durante la temporada de vacaciones. Mucho de eso es el embalaje de las entregas, las bolsas de la compra y el papel de embalaje. Trate de reducir estos residuos reutilizándolos y reciclándolos.

Considere la posibilidad de almacenar cosas como pajitas de acero inoxidable y bolsas reutilizables. Cazar regalos únicos en los mercados de artesanías y tiendas locales es una excelente manera de mantener bajas las emisiones de carbono, y no olvide traer sus bolsas reutilizables. También puede dar más regalos basados en la experiencia, como entradas para un espectáculo, regalos de bricolatse, o donar a la caridad en nombre de alguien.

¿Puede la comida ser un factor importante para tener una Navidad ecológica?

– Por supuesto. Se trata de tomar decisiones bien pensadas, y al igual que con los regalos, debemos pensar de dónde vienen estos artículos y el desperdicio que estamos generando. Si el regalo es comida, lo orgánico es genial, al igual que los productos de comercio justo.

¿Algún otro consejo que pueda dar?

– Las fiestas son un buen momento para reflexionar sobre el año, y recomiendo calcular su huella de carbono y comprar compensaciones de carbono para equilibrar sus emisiones para usted y su familia o regalárselas. Su huella de carbono es la cantidad de carbono que consumió al viajar al trabajo, calentar y electrificar su casa, viajar, etc. durante el año. Calcular su huella de carbono es una gran manera de entender dónde puede tomar medidas para reducir la cantidad de contaminación que crea.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo