5 tendencias “mutantes” que nos darán un 2019 recargado

Las tendencias no mueren, evolucionan y se transforman. Desde 2013 hasta hoy hemos visto reinando en perfecta armonía en el streetstyle y el ámbito digital tendencias como el athleisure –que ha dado desde la logomanía hasta la ironía de Vetements– hasta la estética Calabasas de Fashion Nova y Fendi con Nicki Minaj, los setenta multirreferenciales de Gucci y el rock contemporáneo de Anthony Vacarello, combinado con las feminidades de Óscar de la Renta, Del Pozo o Johanna Ortíz, por ejemplo. Por eso, para Spring/ Summer 2019, y para resort, estas tendencias evolucionan proponiendo nuevos materiales, colores y siluetas para crear piezas que evoquen el deseo digital y que muestran la libertad y el campo de acción que tienen los diseñadores para crear ropa en una era donde las piezas y ensambles exaltan individualidades únicas.

Por Luz Lancheros

MANIFESTO BIG

mutantes

Dolce & Gabbana y Marc Jacobs privilegian la hipérbole en siluetas, pero Balenciaga, Thierry Mugler y Versace optan por la explosión de color y arte contemporáneo. Lo sport y athleisure también se toma la alta costura y la ocasión de uso nocturna con trajes ensamblados con siluetas náuticas como los de Marine Serré. Valentino, Céline y Balmain apuestan por explorar con la forma y privilegiar la geometría del volumen sobre la silueta clásica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


COLOR BOOM, COLOR BLOCK

 COLOR BLOCK

Desde el fucsia y el rojo del año pasado evolucionamos al neón (todavía presente desde la temporada anterior), el magenta y el color blocking en piezas y looks completos. Los tenemos con Jeremy Scott, Naeem Khan, Christian Siriano y amarillo margarita con Carolina Herrera y Pier Moss. Nicole Miller propone geometría y Cushnie también va por los magentas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


PLASTIC MATRIX

PLASTIC MATRIX

Esa estética de los dosmiles que reportamos en MWN y que muchos ven desfilar con horror en grandes retailers y hasta en videoclips (Thank U, Next, por ejemplo), sigue vigente. Lo Y2K sigue en lo alto con lo transparente y lo plástico de Christian Cowan o Kate Spade. Esto aparece en clave setentera con Laquan Smith y en ensambles lavanda de Tom Ford y las grandes chaquetas a lo Laurence Fishburne que presentaron Vetements y Miu Miu.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


RUFFLES & setentas

RUFFLES & setentas

Siguen los metálicos con Marc Jacobs, las flores, los prints de cebras, e innovaciones como el tye die. También se privilegia la factura artesanal y los trajes de patrones de fauna, flora y orientales, así como el rock bohemio con Isabel Marant y YSL, y con bufandas a lo Queen y Led Zeppelin con Etro y Chloé . Lo artesanal se ve en el crochet, con Michael Kors y Óscar de la Renta, y no hay que olvidar el brillo del glam y el disco con Chanel. Otro elemento de los setenta, como los patrones, siguen siendo mezclados de manera indistinta, como vimos en Alice + Olivia o Self-Portrait.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


plumas Y FLECOS PARA VOLAR

plumas Y FLECOS PARA VOLAR

Vuela, vuela. Ya teníamos atisbos del uso de plumas en las temporadas pasadas, pero The Blonds, Tom Ford y Marc Jacobs las hacen statement. Asimismo, Cushnie et Ochs y Claudia Li los usan en accesorios y piezas en un estilo más boho chic como clásicos elementos de estilo. También se vieron en Dries Van Noten y Gucci.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo