Consejo analiza sanción a médico que filtró foto del ambientador

Difundida en redes sociales. El titular del SNS, Chanel Rosa Chupany, dijo que el responsable fue un médico residente de anestesiología.

Por Claudia Fernández Soto

El Servicio Nacional de Salud (SNS) informó ayer que ya fue identificado uno de los responsables de difundir, a través de las redes sociales, la imagen de una radiografía realizada a un paciente que fue intervenido quirúrgicamente en el Hospital Moscoso Puello después de que su pareja le introdujera un frasco de ambientador por el recto.

A través de un comunicado, el titular del SNS, Chanel Rosa Chupany, dijo que se trata de un médico residente de anestesiología cuyo nombre, al igual que el del paciente, se omiten para preservar su identidad.
El director del SNS dijo que el personal que divulgó las fotos violó el Juramento Hipocrático del médico que establece la discreción en el ejercicio de su profesión, también la Ley General de Salud que dispone la confidencialidad del expediente clínico.

Asimismo, el Reglamento Hospitalario, las Normas Nacionales para el Expediente Clínico y otras legislaciones que establecen el expediente debe ser manejado de manera confidencial y solo dado a conocer a terceros mediante orden de autoridad competente.

El Servicio Nacional de Salud, a través del Hospital Moscoso Puello, remitió al Consejo de Enseñanza del centro el informe preliminar de la investigación para determinar la sanción a aplicar, ya que es el organismo establecido para dilucidar asuntos académicos y falta de ética que afecten la imagen y credibilidad de la institución y las residencias médicas.

Sobre la salud del paciente, un hombre de 40 años, la entidad dijo que se se encuentra estable y que fueron tomadas las medidas internas necesarias para preservar su identidad.

Postura del CMD

El presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), Wilson Roa, informó que también investiga el caso.
“Nos resistimos a creer que un médico haga eso (volver viral una situación de salud), porque eso lo puede hacer cualquier empleado que tenga un teléfono celular”, comentó Roa.

Mientras tanto, la secretaria de Ética del CMD, Ludovina Díaz, dijo que en ningún momento se ha faltado a la ética profesional al divulgar la información, porque no se ha identificado al paciente ni con su nombre ni con su fotografía.

Dijo que solo se dio a conocer una información que es veraz, aunque en palabras de Chupany, “ese es un tema absolutamente privado y no ameritaba ser dado a la publicidad, porque no hace ningún aporte sociológico ni científico a la sociedad”.

Ley General de Salud 42-01

“La confidencialidad de toda la información relacionada con su expediente (del paciente) y con su estancia en instituciones prestadoras de servicios de salud pública o privada” está protegida por el artículo 28, en su párrafo E de la Ley General de la Salud 42-01.

Las violaciones a estos preceptos conllevan sanciones de multas que oscilan entre uno y diez veces el salario mínimo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo