Danny Rivera regaló un memorable concierto en honor a la patria

Durante casi dos horas, este hijo adoptivo de República Dominicana ofreció un recital con sus baladas y boleros de siempre, en cuyas letras de profundo contenido social enarbola su amor por la paz y la libertad de su pueblo.

Por MARIA MERCEDES

El concierto “Mi Patria” protagonizado por el cantor dominico-puertorriqueño Danny Rivera en la Fortaleza Ozama fue sublimemente hermoso. Las emociones y añoranzas vividas a flor de piel –en este monumento que guarda gran parte de la historia colonial-, así lo testimoniaron.

Danny Rivera

Con motivo del “Día de los Santos Reyes”, la noche del pasado domingo miles de personas le hicieron honor a la invitación realizada por la Dirección General de Desarrollo de la Comunidad y su titular Luis Acosta Moreta –El Gallo-.

Este regalo musical inició con la interpretación del “Himno de la Alegría”, una clásica composición basada en el cuarto movimiento de la novena sinfonía del genio alemán Ludwig van Beethoven, a cargo de la Orquesta Filarmónica dirigida por el joven maestro Guillermo Mota.

La comunicadora María del Carmen Hernández, presentó a Luis Acosta Moreta, destacó lo feliz que estaba de conducir el concierto de este artista “que es coherente en lo que dice y lo hace”.

Posteriormente, presentó al productor ejecutivo del concierto, quien en su breve discurso  agradeció la presencia del público que se trasladó desde diferentes localidades para ser partícipe de este concierto con un sentido patriótico y familiar.

Una sorpresa que dejó un impacto muy positivo en el corazón, fue la  presencia de la niña Layla Massiel, -quien con gran dominio-, escenificó el monólogo ¿“Dónde está la Patria?”, mediante el cual reflexionó junto a los presentes sobre la importancia de amar la patria dominicana fundada con el amor y lo valores legados por Juan Pablo Duarte, Francisco del Rosario Sánchez y Matías Ramón Mella.

Canciones con fervor patrio

A las 7:24 de la noche, Danny Rivera salió al escenario con el aplauso efusivo del público. Vestido con traje azul y su bufanda en una tonalidad más oscura, el cantautor inauguró este concierto que -previamente habida calificado como el más importante de su carrera-, con la canción “Qué es mi patria”.

Danny Rivera

Culminada su primera interpretación, visiblemente emocionado dijo “Quisqueya aquí vine a cantarte. Feliz Día de los Reyes. Esta canción es de mi amigo Alberto Cortez, de quien interpretaré varias canciones con arreglos”

Con una fuerte brisa acariciando a todos los presentes, Danny continuó deleitando a los presentes con los temas: “Tu pueblo es mi pueblo”, “Mi Patria”, “Me gustan los estudiantes”, “Padre”, “Libre”, “Aquí vengo a cantar”, “Vecino dame la mano”, en las cuales al público se les vio ondeando la bandera tricolor izada por primera vez la noche del 27de febrero de 1844. En cada una de estas canciones, Danny Rivera dio testimonio de su amor por la patria, por Dios, por su madre que le enseñó a vivir con amor a la creación.

Complació peticiones

En la segunda parte del concierto, Danny complació peticiones al reglarle al auditorio los temas “Mujer abre tú ventana”, “Madrigal”, “Cómo la lluvia al viento, entre otros temas musicales que le han dado fama en los cinco continentes durante más de 50 años.

El guion del concierto también ofreció un performance de la canción “Quisqueya”, escenificada por bailarines de danza moderna.

Danny Rivera

Unió generaciones

Muy interesante resultó ver el público que asistió a este concierto gratuito estuvo integrado por adultos, jóvenes e infantes que fueron a acompañar a sus padres y a deleitarse con las canciones de este gran artista que en un solo corazón une nuestra Quisqueya con Borinque.

Asimismo, anunció que en honor a su madre está trabajando una producción de canciones cristianas que cuenta con la colaboración de su amigo Cheo Zorrilla, quien fue su invitado especial de esta memorable noche. Con él, interpretó “Apocalipsis” y “Cirineo”, tema con el que siempre se le relaciona, y que Danny dedicó a todos los dominicanos que viven en el extranjero.

Fue transmitido en vivo

Tras casi dos horas de canto, Rivera se despidió en medio de los intensos aplausos de un público que disfrutó cada una de sus canciones con el acompañamiento de la Orquesta Filarmónica, compuesta por 53 músicos dirigidos por el maestro Eugenio Vanderhorts, a quien agradeció por la calidad de los arreglos realizado a sus interpretaciones.

La producción del concierto que terminó a las 9:05 de la noche, con fuegos artificiales fue transmitida en vivo por Telemicro Internacional y Digital 15, estuvo a cargo de Guaryx Tapia, quien manifestó su alegría por el éxito del espectáculo y el apoyo que le dio la población.

Mensajes de amor a la patria

Durante las casi dos horas del concierto –considerado el más importante de su carrera-, Danny Rivera pronunció muchos mensajes dignos de reflexionar. A continuación, algunos de estos:

“Hoy Día de Reyes, soy el niño con el mayor regalo que se puede recibir: cantarle a ustedes que me han dado la dicha de ser parte de esta patria”.

Dijo que su madre se llamaba Sabina Marte, era analfabeta, pero se sabía todos los pasajes de la Biblia; también le enseñó a ser agradecido con todo lo que ha recibido en el mundo. A ella, le dedicó el tema “Como lluvia al viento”.

“Una patria con buenos vecinos evoluciona”.

Danny llamó a Layla al escenario y en frente de todos le dijo que ella “conjuga la esperanza de todos los niños del mundo”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo