5 puntos por los que Venezuela podría ser una dictadura

Representantes de 14 países integrantes del Grupo de Lima firmaron la declaración para instar a Nicolás Maduro a no asumir su nuevo mandato presidencial al no reconocer la legitimidad del proceso por el cual fue electo. F. Alejandro Pedraza, profesor de la carrera de Relaciones Exteriores de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, México, aseguró que aunque el gobierno de Maduro aún no puede entenderse como una dictadura, sin lugar a dudas, las acciones emprendidas por el mandatario venezolano en los últimos años se encaminan a convertirla en una.

Por MIGUEL BRAVO

La falta de equilibrio de poderes

El Ejecutivo tiene más influencia que los demás poderes, los integrantes del Poder Judicial de Venezuela trabajan desde el exilio, los fiscales perdieron su autonomía y en algunos casos fueron destituidos y el cuerpo legislativo carece de poder porque se creó una Asamblea Constituyente paralela que la dejó sin legitimidad.


El Ejército en la vida política

Los integrantes de la milicia tienen más participación en la política venezolana más allá del Ministerio de Defensa, de esta forma se acaba la neutralidad de las fuerzas políticas al participar el Ejército en actividades propagandísticas y promoción del presidente. Existe un jefe de gabinete o superministro militar, Vladimir Padrino López, que funge como un secretario de Gobernación.


No existe un estado de derecho

Existe una violación constante de los derechos humanos, una crisis humanitaria, no hay elecciones libres, hay un incremento exponencial de la violencia civil y hay represión a la prensa y a la libertad de expresión de la oposición.


La maldición de los recursos naturales

Venezuela tiene una economía muy poco diversificada basada en materias primas, por lo que el gobierno es responsable del destino económico del país. La sociedad no produce la riqueza nacional.


Encarcelamiento de miembros de la oposición

El presidente ha sido señalado por poner en prisión a los personajes políticos que no están de acuerdo con su forma de gobierno. Este fenómeno se exacerbó tras la aprehensión de los líderes Leopoldo López y Antonio Ledesma.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo