Juan Guaidó, el dolor de cabeza de Maduro que ayer estuvo detenido

Líder de la Asamblea Nacional -que ayer estuvo retenido-, dice estar preparado para asumir la presidencia temporal del país

Por Francisca Herrera rosales [email protected]

En medio de la crisis que azota Venezuela, surge una nueva figura en el mundo político que se presenta como el principal contrapeso al presidente Nicolás Maduro: Juan Guaidó, quien cumple un poco más de una semana como el nuevo presidente de la Asamblea Nacional.

“Estamos dispuestos a hacer lo necesario para que haya una salida a la crisis. Lo importante es un gobierno de transición, que cese la usurpación y elecciones libres”, expresó Guaidó, con una postura fuerte, frente a sus pares el día de su asunción.

El nuevo presidente de la Asamblea Nacional cobró aún más relevancia luego de que ayer fuera arrestado, durante casi una hora, por efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) mientras se dirigía a un cabildo abierto en el estado Vargas, donde nació. Desde el chavismo calificaron el hecho como “una situación irregular”.

35 años tiene el nuevo presidente de la Asamblea Nacional

Con tan sólo 35 años, el ingeniero con posgrados en administración pública se perfila como el líder más joven que ha tenido el Parlamento del país petrolero. Voluntad Popular (VP), partido al que le correspondía presidir la Asamblea Nacional, ha visto inhabilitados a sus principales abanderados: Leopoldo López encarcelado, Carlos Vecchio exiliado en EEUU y Freddy Guevara asilado en la embajada de Chile en Caracas.

Todo este escenario favoreció y dejó el camino libre a Guaidó, quien en 2015, cuando ganó su escaño en la Cámara, estaba lejos de ser considerado como el nuevo hombre fuerte de la oposición.

Inició su carrera como dirigente estudiantil en la Universidad Católica Andrés Bello vinculado a la social democracia, hasta que en 2009 comenzó a militar en el VP como miembro fundador, recoge BBC Mundo. Su primer acercamiento al Parlamento lo tuvo como diputado suplente para el período 2010 – 2015.

Hoy, casado y padre de una niña de poco más de un año, dice estar preparado para asumir la presidencia de Venezuela temporalmente en reemplazo del mandatario Nicolás Maduro, cuya juramentación para un segundo mandato fue descalificada por la mayoría de los países del hemisferio.

Pero agregó que necesitaba apoyo del público, las fuerzas armadas, otros países y grupos internacionales antes de intentar formar un gobierno de transición para organizar nuevas elecciones para reemplazar a Maduro.

Maduro desestimó el intento del jefe del congreso opositor y calificó su acto como un “show” dirigido, según el gobernante socialista, a generar desestabilización.

Sin embargo, el joven político rápidamente recibió el apoyo y respaldo del secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, y del Departamento de Estado de EEUU.

Por su parte, la cancillería chilena defendió la legitimidad como presidente del Parlamento de Venezuela a Juan Guaidó y reafirmó “su irrestricto apoyo a la Asamblea Nacional de Venezuela, único poder del estado legítimo y elegido democráticamente y hace un llamado a respetar todas sus atribuciones conforme a la Constitución y las leyes”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo