Joan Manuel Serrat regaló dos noches memorables a su público dominicano

El artista catalán compartió lo mejor de su trayectoria de sus cinco décadas en la música con todos los amigos que congregó en Santiago y Santo Domingo, quienes a lo unísono corearon y aplaudieron sus canciones de ayer, hoy y siempre.

Por MARÍA MERCEDES

Joan Manuel Serrat es un cantautor de siempre. Sus canciones “Penélope”,  “Tío Alberto”, “Lucía”, “Barquito de Papel”, “La mujer que yo quiero”, “Qué va a ser de ti”, “Hoy puede ser un gran día”, son algunas de las que se han quedado en la memoria de muchas generaciones que nacieron y crecieron escuchándolas a través de la radio, la televisión -y más reciente con la Internet-.

Con su autenticidad y don de caballero, este icónico artista oriundo de Barcelona, España ha conquistado a millones de fans alrededor del mundo, quienes en cada una de sus presentaciones le acompañan con una alegría que desborda sus corazones.

Así pasó en sus presentaciones ante el público dominicano que ya le añoraba.  La primera cita fue el pasado viernes 25 en el Gran Teatro del Cibao, en Santiago de los Caballeros; y ayer sábado 26 –Día del natalicio de Juan Pablo Duarte-, congregó a unas 1,300 personas en el Teatro La Fiesta del Hotel Jaragua, en Santo Domingo gracias a su gira “Mediterráneo Da Capo”, que en nuestro país contó con la producción de César Suárez Pizano.

Unió el Mediterráneo con el Caribe

En Santo Domingo le aman. Con un salón La Fiesta completamente lleno, Joan Manuel se presentó en el Hotel Jaragua en una noche bohemia que sedujo a todos los presentes.

Desde las 9:35 de la noche, el artista inició su recorrido por su trayectoria musical con lo demostró porque es conocido como uno de los pioneros de lo que de la “Nova Cançó catalana”.

Para la ocasión, La Fiesta del Hotel Jaragua, fue ambientada tipo teatro, lo cual creó una total complicidad entre el artista y su público que le vimos llegar desde antes de la 8 de la noche. En este ambiente, tan especial interpretó las canciones de su disco “Mediterráneo”, grabadas en 1971, las cuales honra en esta gira al celebrar los 47 años de su salida al mercado y sus 50 años de carrera musical.

Como era de esperarse, “Mediterráneo” fue el primer tema que regaló a su auditorio compuesto por seguidores de toda la vida y por personalidades de la vida pública del país.

Con su guitarra en manos, y luego de hacer una reverencia al público que le aplaudía de pies, Serrat pronunció sus  primeras palabras. “Buenas noches, bienvenidos a este concierto titulado ‘Mediterráneo da Capo’, un término musical de origen italiano que significa ‘vamos de vuelta’, pues empecemos otra vez con las canciones que conforman este disco que escribí en el año 1971 en un pequeño hotel de la costa brava catalana”.

¡La celebración no se posterga, es ahora!

Serrat fue muy conversador y en sus breves alocuciones dejó impregnado mensajes que motivan a la reflexión y a la acción. Así quedó manifestado cuando expresó que no  tenía que esperar a cumplir los 50 años de su disco que lo eternizó en la música para celebrarlo.

Su recomendación continuó con esta cita tan sabia como acertada “ustedes dirán que debía esperar, por qué celebrar ahora. 47 me parece un número tan bueno como cualquier otro. No creo que estemos de esperar. La fragilidad de la vida me  hace pecar de prudente y celebrar por anticipado y les pido que hagan lo propio. Si tienen alguna cosa que celebrar, no esperen, celébrenlas”. La calidez de los aplausos denotó que todos estaban de acuerdo en que la celebración es ahora.

Un repertorio para toda la vida

Aunque Serrat asegura que no tiene canciones favoritas porque todas reflejan sus pensamiento y sentimientos, el público si tiene títulos que le mueven más el corazón. Así lo pudimos constatar cuando interpretó 24 canciones de esta producción que bien podríamos catalogar como la columna vertebral de su carrera discográfica.

Además de cantarle al amor, Serrat es emisario de un mensaje que vive latente en la humanidad. Por ejemplo, “Para la libertad”, “Hoy puede ser un gran día”, “Fiesta”, son letras que visionan esa aspiración de bienestar que quiere todo ser humano. En igual sintonía cantó “Caminante no hay camino”, la cual sacó al mercado en 1969, en honor al poeta Antonio Machado.

Esta travesía por el Mediterráneo continuó abrazando recuerdos con sus éxitos “Vagamundear”, “Que va a ser de ti”, “Pueblo blanco”, “Barquito de Papel”, El viaje musical continuó con “La mujer que yo quiero”, “Lucía”, “Vencidos”, “Aquellas cosas pequeñas” y “Mediterráneo”, las cuales fueron acompañadas por su exclusiva banda de músicos formada por Ricardo Miralles, en la dirección musical y piano; David Palau, en la guitarra, Vicente Climent, en la batería y percusiones; Thomás Merlo, bajo y contrabajo, José Más “Kitflus”, en los teclados y programaciones; Olvido Lanza, en la viola y Uxía Amargós, violista.

Apela por la vida de las mujeres

A Serrat se le conoce también como un activista y defensor de los derechos humanos. Por eso no nos extrañó que dijera “Confieso que tengo una admiración por las mujeres y son muchas las canciones que les he dedicado como a mi madre, mi abuela, a la suegra (risas) y es aplicable a la mujer secreta, la pública y la oficial, a Lucía, Penélope, Edurne y a la mujer que yo quiero que ya hemos compartido antes”.

Luego de este momento un tanto chistoso, Serrat centró su mensaje en condenar la violencia hacia las mujeres. “Aunque nadie vive de recuerdos, ni nadie muere de mal de amores, lamento como se mata por amor. Es culpa de esta sociedad permisiva que permite que estas cosas sucedan con demasiada normalidad”, exclamó ante ese auditorio que permaneció atento a sus palabras.

Este momento de total solemnidad, lo acompañó con la canción “Menos tu vientre” del álbum titulado “Miguel Hernández” (1972).

Culminó contándole a su eterna Penélope

A gritos, el público le pedía que cantara su obra maestra “Penélope”. A la 11:22 de la noche, con esta canción grabada en 1969 puso punto final a sus conciertos en República Dominicana. Aún nos queda la duda si estas fueron sus últimas presentaciones en nuestra nación…. Lo cierto es que con ambos conciertos “El chico del Pueblo Seco”, -su barrio natal-, a través de sus canciones unió el mar Mediterráneo que baña su ciudad con el mar Caribe que tantas inspiraciones ha cautivado. Él sabe que su público dominicano siempre espera su regreso.

Datos interesantes

– Vale destacar que por su contribución a la música y literatura española, Serrat ha sido reconocido con nueve doctorados Honoris Causa. En 2014, recibió la distinción “Persona del Año”, en el Grammy Latino.

– Su primera visita en República Dominicana fue en 1970, en el Palacio de Bellas Artes. Y su anterior presentación a este fue el sábado 28 de mayo de 2011, con su espectáculo “Hijo de la luz y de la sombra”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo