Venezolanos divididos ante dos presidentes proclamados

Por Metro Internacional

Luego de que el diputado Juan Guaidó tomara juramento la semana pasada como presidente de Venezuela, el país está a la expectativa de lo que pueda pasar, sobre todo la reacción de Nicolás Maduro, quien asegura que sigue siendo mandatario de esta nación petrolera pese a la “amenaza imperial” de derrocamiento de su gobierno que dijo lo obligó a romper relaciones diplomáticas con Estados Unidos.

Metro conversó con varios caraqueños que dividen su apoyo a los actores políticos en esta lucha poder.

Para Glory Pereira,  residente de un barrio pobre del Oeste de Caracas “a Maduro no lo tumbó Guaidó, lo tumbó su desgobierno y sus ansias de poder a costa de lo que sea, del hambre y de la enfermedad del pueblo. Él no cumplió los requisitos que establece la Constitución Bolivariana de 1999, de convocar elecciones libres y democráticas. Hay partidos ilegalizados y muchos políticos presos. Nunca fui chavista, pero debo reconocer que con el fallecido expresidente las cosas eran diferentes, al menos comíamos. 

Por otro lado el señor Pedro Carvajal, militante oficialista, aseguró que “ni ese desconocido llamado Juan Guaidó, ni los gringos pueden desconocer a Maduro. Él llamó a elecciones limpias en mayo pasado y si la oposición no se anotó fue porque no quiso”. Aseguró que si Guaidó no va preso habrá más enfrentamiento, pues no se puede permitir un “robo” a la revolución bolivariana. Otro afecto al gobierno, Pedro Carvajal, señala que de no ser por “la guerra económica de Trump y de Colombia, las cosas estarían mejor en Venezuela. A Maduro no lo dejaron gobernar. Ahora hay que apoyarlo con más fuerza”.

Por su parte, la opositora al líder bolivariano, Crisálida Sánchez considera que “Guaidó hizo lo correcto, era el llamado según la Constitución a asumir el cargo hasta que haya elecciones”. Dice que sufrió los rigores de la gestión de Maduro. “No tengo trabajo y familiares míos han muerto por falta de medicinas, eso no lo perdono. El nuevo gobierno tiene que permitir la entrada al país de alimentos y medicinas. Los militares tienen que apoyar el cambio o todos moriremos de hambre o en guerra civil”, advirtió la mujer.

Marilyn Almigail también se define como opositora al gobierno de Maduro y considera que “ ya su tiempo pasó”. Sus hijos y nietos están fuera de Venezuela desde hace varios años. “Quiero que vuelvan para recuperar al país. Tengo mucha esperanza en Guaidó y en el llamado a elecciones”, afirmó. Otra antagonista a la revolución bolivariana es Jessy Nuñez. “Reconozco y apoyo al presidente encargado y tengo mucha esperanza en que esto (el gobierno de Maduro) se acabe para que Venezuela se levante de esta crisis”.

Por el contrario, Elena Rosales quien apoya a Maduro expresó sus dudas en relación con Juan Guaidó. “No lo conoce nadie y solo lo reconocen los gobiernos extranjeros que quieren derrocar a nuestro legítimo presidente y a los 20 años de revolución”, dijo convencida desde una agitada ciudad de Caracas..

Loading...
Revisa el siguiente artículo