Nuestra Familia: 5 Formas de ser una buena amiga para tu pareja

Por Esmeldy y Anier

Ser amiga de tu pareja es esencial para que la relación sea duradera. Dicen que la relación de pareja es una amistad con momentos eróticos. Y seamos sinceras, que bueno es poder decir que nuestra pareja es nuestro mejor amigo, alguien a quien podemos contarle nuestros problemas y alegrías. Hoy , a propósito del mes del amor y la amistad, te contamos 5 formas de ser una buena amiga para tu pareja.

1- Escúchalo: Pregúntale cada noche como  ha sido su día. Si tuvo un mal día, o por el contrario, algo muy emocionante le ocurrió, préstale tus oídos y muestra genuino interés por sus cosas. Si hay un tema importante en su vida, asegúrate de darle seguimiento.

2- Apóyalo: No te limites sólo a escucharle. Si es necesario, ofrécele tu ayuda.  Que sepa que puede contar contigo en todo momento.

3- No olvides la diversión: Los amigos se divierten juntos. Que cuando tu pareja piense en ti, no piense en alguien a quien debe rendirle cuentas de su vida y economía. Que cuando quiera escalar una montaña, quiera hacerlo contigo. Que quiera recorrer el mundo junto a ti, y vivir juntos muchas aventuras.

4- Anímalo: Aprende a ver sus cualidades y díselas. Cuando tenga un sueño, dile que crees en él y su potencial. Y cuando la vida no sea tan buena, déjale saber que confías en que saldrá adelante, además de ofrecerle tu ayuda.

5- Acéptalo con sus luces y sus sombras: Nadie es perfecto, ni siquiera tú. Procura que tu pareja sepa que lo amas a pesar de sus defectos, en vez de usarlos en su contra. Una de las bases de la amistad es aceptar al otro tal y como es. Y si bien es cierto que todos tenemos oportunidades de mejora, no te pases la vida enfocada sólo en ellas. Mira sus luces.


¿Con qué frecuencia debo limpiar las cosas en la casa?

Limpieza

Nos guste o no, nuestro hogar alberga muchas bacterias, que podrían ser las causantes de muchas enfermedades en los miembros de Nuestra Familia.

Si deseas mantener el sucio y las bacterias a raya, aquí esta la frecuencia recomendada con la que debes limpiar algunas de las cosas de la casa:

1- Las Sábanas: Va a depender mucho de sus hábitos de higiene. Si usted se da un baño antes de dormir,  duerme con pijama y no pasa mucho tiempo en la cama durante el día, podría lavar las sabanas semanalmente.

2- Las Almohadas: Las fundas de almohada pueden protegerla de día a día, pero es importante que cada 3 meses lavemos nuestras almohadas. Es increíble la cantidad de polvo y ácaros que pueden vivir en ella.

3- Las toallas de baño: Lo recomendable es lavarlas cada 3 usos. Es sorprendente la cantidad de piel muerta que contiene una toalla de baño.

4- Colchón: Sí, debemos lavar el colchón, y como su gran tamaño no ayuda, podemos rosear un poco de bicarbonato de sodio por encima, y luego pasar la aspiradora. Lo ideal es hacer esto cada 6 meses.

5- La nevera: Limpia tu nevera completa mensualmente. Nuestra nevera puede almacenar muchas bacterias, sobre todo en la gaveta de los vegetales.


¿Tu hijo no come verduras?

Creo que es una situación que les pasa a muchos padres y que suele ser preocupante, pues sabemos que  las verduras y frutas forman parte importante del equilibrio alimenticio que debe tener un ser humano, sin embargo a muchos niños no les llama la atención consumirlas.

Esto puede cambiar a través del tiempo, como también puede perdurar hasta la edad adulta, y es justamente lo que no queremos, por eso te pasamos 3 pautas para hacer que tu hijo tenga más empatía por las frutas y vegetales.

El ejemplo

No es un secreto para nadie  que el mejor ejemplo que puede tener un niño en la vida son sus padres. Somos su modelo a seguir y muchas veces nos ven como sus héroes. Si comemos frutas o verduras delante de ellos, esto puede ser un gran incentivo para dar el primer paso. El acompañamiento en la preparación de los alimentos también es una buena técnica para tener ese acercamiento con los vegetales.

El huerto de la casa

Aparte de que está en boga, es muy divertido tener su propio huerto en las, y no te preocupes si no tienes gran espacio para hacerlo. Con maceteros se puede hacer perfectamente y hacer que los niños sean parte del proceso. Involúcralos al cuidado y cosecha de lo que plantes y esto puede ser una linda invitación a consumir lo que ellos mismos han plantado y cuidado.

La comida entra por los ojos

Y este dicho es una realidad. Vamos a ser creativos y buscar la forma de que esas frutas o vegetales se vean más atractivas en el plato. en Internet hay muchos tutoriales de como hacer formas con las frutas. Busca ideas y crea todo un mundo de fantasía. Avece hay que recurrir a otras estrategias con tal de que nuestros pequeños se alimenten correctamente.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo