5 Apuntes sobre los Chalecos Amarillos

Por Publimetro | agencias

Más de 13 semanas en protesta

Los chalecos amarillos se manifestaron una vez más en las calles de Francia. Es el décimo tercer sábado de movilización, casi tres meses después del inicio de las protestas, tras haber reunido en su última concentración nacional a 58 mil 600 personas en el país. Desde una primera marcha el 17 de noviembre, en la que participaron 287 mil 710 personas, el movimiento se ha transformado y ahora pone a prueba su resistencia dividida entre los que buscan tomar una forma política y los más radicales, que dirigen sus críticas al presidente Emmanuel Macron.


¿Por qué protestan?

Chalecos Amarillos

Algunos grupos han insistido en denunciar la represión policial después de que hace dos semanas una de las caras más conocidas del movimiento, Jérôme Rodrigues, tuviera que ser hospitalizado tras recibir en el ojo un proyectil supuestamente lanzado por los antidisturbios. Y mientras los más radicales rechazan cualquier forma de representación política, los sectores más moderados siguen buscando la forma de organizarse de cara a las elecciones europeas del mes de mayo.


Buscan conformar un partido político

Al menos cuatro grupos que se reivindican como chalecos amarillos han manifestado su intención de constituirse en partido. No obstante, Éric Drouet, el rostro más visible de los radicales, se ha apresurado a descalificarlos al estimar que no representan al movimiento. “Tienen toda la libertad a presentarse a título personal, pero no con el nombre de los chalecos amarillos, por eso les hemos pedido que retiren esa denominación”, comentó el camionero de 33 años.


Mantienen popularidad

El acercamiento provocó una crisis diplomática entre Francia e Italia, que promete agravarse si Roma insiste en pronunciarse a favor de este movimiento, que ha obligado a Macron a salir del Elíseo y tratar de reconquistar al país en una serie de debates nacionales. De momento, y según la última encuesta de YouGov difundida recientemente, dos de cada tres franceses siguen apoyando a los amarillos y opinan que la movilización, a favor de un mejora del poder adquisitivo y las reformas para construir instituciones más representativas, está justificada.


Jornada sangrienta

Un participante de las protestas del movimiento perdió cuatro dedos de la mano durante enfrentamientos violentos entre manifestantes y policías en las calles de París, cuando los inconformes trataban de entrar a la fuerza a la Asamblea Nacional, mientras agentes se desplegaban para evitar que ingresaran al parlamento. Reportes noticiosos refieren que el manifestante sufrió el accidente por la explosión de una granada que fue lanzada para dispersar la protesta; sin embargo, la información no fue confirmada por autoridades locales.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo