¿Son los abuelos los mejores cuidadores para los niños?

Ser criado por un familiar podría tener efectos positivos en el desarrollo de los pequeños. 

Por Nueva Mujer

Luego de que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunciara cambios en el sistema de estancias infantiles dándole prioridad a los abuelos y familiares en el cuidado de los infantes, la polémica sobre esta situación no se hizo esperar.

¿Son los abuelos o parientes la mejor opción para el cuidado de los niños? La respuesta variará dependiendo de la persona y su contexto, Susana Serdán, psicoterapeuta de la Universidad Intercontinental señala: “La crianza óptima requiere de un cuidador capaz de hacerse cargo de las necesidades físicas, emocionales, de aprendizaje y sociabilidad del bebé o del niño. Éstas pueden ser satisfechas o no, tanto en los hogares como en estancias”.

La especialista señala que las estancias, guarderías y centros especializados cuentan con un sistema y una estructura diseñada para dotar a los pequeños de seguridad, rutinas y atención especializada de acuerdo con su edad, para elegir la mejor se deberán tomar en cuenta las actividades previstas así como las necesidades de los pequeños, aunque puntualiza en estos espacios se reduce el tiempo de abrazo y arrullo, factores importantes en el desarrollo emocional de los niños.

Por su parte, dejar a los niños al cuidado de familiares puede representar otro tipo de retos que implican que si esa persona cuenta con la salud mental y física adecuadas para desempeñar ciertas actividades.

“Muchos abuelos, tías o parientes hacen una excelente labor de crianza, pero hay familias disfuncionales u otras donde cuidan a los niños en contra de su voluntad; algunos de mis pacientes recuerdan cómo los ponían a ver telenovelas o mientras los adultos las veían, los niños vagaban por el patio y no se sentían atendidos”, puntualiza.

Un nuevo comienzo

La especialista hace énfasis en que en muchos casos los abuelos buscan subsanar los errores del pasado, es decir, si fueron padres ausentes o poco afectuosos trabajarán por redimir esos errores con la siguiente generación, dando como resultado lazos afectivos saludables, aunque la especialista afirma que esto no es una regla y podría no ocurrir de esta manera.

La doctora Serdán afirman que  “en el caso de las estancias, el contacto con otros niños les ayuda a socializar con bases estructuradas y la vigilancia de un adulto; hay familias que ofrecen también esas garantías pero no en todas sucede, y pueden presentarse riesgos”.


Aspectos básicos para una crianza efectiva

De acuerdo con al psicoterapeuta, sin importar si se trata de una estancia o del cuidado de un familiar, los aspectos fundamentales para el cuidado de los niños son:
•    Adultos sanos física y mentalmente con los que los pequeños estén en un ambiente seguro.
•    Trato amable garantizado en el que el menor pueda desarrollarse en un ambiente amable, con personas que sientan empatía por las situaciones que vive día a día.
•    Actividades definidas con una estructura que marque límites en el consumo de tecnología, planes de alimentación adecuados y ejercicios que despierten su creatividad.
•    Una ambiente libre de violencia sin importar el espacio; el pequeño deberá estar seguro.
•    Espacios adecuados en los que esté libre de accidentes o situaciones que pongan en riesgo su integridad física.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo