Guaidó busca la forma de aumentar presión a Maduro

Tras la fallida entrada de la ayuda humanitaria a territorio venezolano, en la frontera colombo-venezolana siguieron las escaramuzas, mientras hoy se reúne el Grupo de Lima, con la presencia del presidente encargado

Por MetroRD

Seguir con la presión internacional y no descartando otro tipo de acciones contra el régimen. Así llega el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, a la reunión del Grupo de Lima que se realiza este lunes en Bogotá.

El líder venezolano llegó ayer a la capital colombiana apostando por reforzar los apoyos tras el gallito que ganó Nicolás Maduro, quien  logró su objetivo de impedir que ingresara la ayuda humanitaria, aunque dejando un saldo no menor: al menos cinco muertos y 275 heridos y dos camiones con la ayuda que fueron quemados, luego de los incidentes ocurridos en la frontera con Cúcuta y con Brasil, escaramuzas que continuaron con menor intensidad este domingo.

“Debemos tener abiertas todas las opciones para lograr la liberación de esta Patria”, decía a última hora del sábado Gauidó en su Twitter, dejando entrever que otro tipo de acciones están sobre la mesa.

En tanto, Maduro luego de anotarse una “victoria”, publicaba en su cuenta de Twitter un video donde aparecía recorriendo en auto las calles de Caracas que aparentaban normalidad, ajeno a los sucedido en las fronteras del país. “Recorriendo las calles de Caracas, en calma, tranquila”, señalaba.

EEUU: los días de Maduro están “contados”

Quien también estará presente hoy en Bogotá es el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, quien en la antesala señaló que la dictadura de Maduro ya estaría llegando a su fin.

“Confío en que el pueblo venezolano garantizará que los días de Maduro están contados”, señalo en entrevista con CNN.

Pompeo no se quedó ahí, ya que se refirió a Maduro como “tirano enfermo”, tras el bloqueo a la ayuda humanitaria.

Y tal como lo ha hecho insistentemente Guaidó, la autoridad del gobierno norteamericano apeló a las fuerzas armadas venezolanas a abandonar su lealdad al régimen, mientras los desertores se suman de a poco y bordean los 60.

“Esperamos que los militares retomen el rol de proteger a sus ciudadanos de estas tragedias”, indicó a la cadena de noticias.

Loading...
Revisa el siguiente artículo