Las dominicanas denuncian violencia y desigualdad social y económica

Por EFE

Organizaciones que trabajan en defensa de los derechos de la mujer en República Dominicana denunciaron este viernes la desigualdad social y económica y la violencia que sufren las mujeres en el país.

Grupos de mujeres y empleadas de instituciones públicas pararon en varios puntos del país por el Día Internacional de la Mujer en contra de la violencia machista, la discriminación, la marginación social y la despenalización del aborto cuando corre riesgo la vida de la mujer, por violación o incesto y cuando el embarazo es inviable, entre otras reivindicaciones.

Para la activista Sergia Galván, quien participó hoy viernes en varios de los paros, en República Dominicana "ha habido una década perdida" en materia de avance a favor de las mujeres, debido a que "por falta de voluntad política" no han sido aprobadas importantes leyes que llevan años en el Congreso Nacional (bicameral).

Entre estos figuran el Código Penal, vetado en dos ocasiones por el Poder Ejecutivo debido a que mantiene la penalización del aborto, así como un proyecto para prevenir, atender y sancionar la violencia y otro en contra del matrimonio infantil, permitido antes de los 18 años si los padres lo autorizan o por decisión de un juez.

En declaraciones a Efe, Galván también denunció la "preocupante" violencia en contra de las mujeres, que cada año se cobra la vida de más de un centenar de ellas y la precaria respuesta del Estado para combatir la desigualdad económica que afecta este segmento, el 30 % de las cuales vive en la pobreza, de acuerdo con la activista.

La activista también criticó la falta de respuesta del Estado a la mortalidad materna, uno de los grandes desafíos del país en materia de salud.

Datos divulgados este viernes por el Centro de Estudios de Género (CEG) del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec) indican que 1 de cada 5 mujeres mayores de 15 años en la República Dominicana ha sido víctima de violencia física y 1 de cada 10 ha sufrido violencia sexual.

Agrega, además, que aunque las mujeres son el 64 % de matrícula universitaria la tasa de participación económica es de 49,1 % y que entre las mujeres que trabajan el 53 % lo hace en actividades informales, reflejando una situación de inseguridad y de baja remuneración.

Por otro lado, señala que a pesar de la elevada mortalidad materna y su relación con el aborto inseguro, este sigue estando penalizado en todas las circunstancias, por lo que abogó por la aprobación de un Código Penal que respete los derechos de éstas.

A su vez, apunta que República Dominicana tiene una de las tasas más altas de mortalidad materna en América Latina, no existen programas de atención en la salud sexual y reproductiva para mujeres con discapacidad y hay una falta de respuesta de las autoridades ante crímenes de odio contra mujeres lesbianas y transexuales.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo