El drama del apagón muestra el lado oscuro de Venezuela

El opositor Juan Guaidó convocará protestas ayer buscando arrinconar más al presidente Nicolás Maduro por el apagón que paraliza a Venezuela desde hace cuatro días y agobia a la población a medida que se agota el agua y la comida

Por Agencias

Tras una noche de choques entre manifestantes y los cuerpos de seguridad, y en medio de un apagón a nivel nacional que suma más de 72 horas en muchas regiones, la capital venezolana amaneció el domingo con restos quemados de barricadas improvisadas en las principales avenidas.

Los pobladores intentan abastecerse de agua y alimentos realizando largos recorridos por la ciudad, esperanzados en encontrar algún comercio abierto. Varios hospitales han atendido a sus pacientes con la ayuda de generadores, pero algunos han tenido que operar sin luz.

Venezuela

Venezuela enfrenta el peor apagón de su historia desde el jueves en la tarde, que el presidente venezolano Nicolás Maduro atribuye a cinco ataques eléctricos, cibernéticos y “electromagnéticos” supuestamente orquestados por Estados Unidos.

Muchas casas tienen tanques de agua porque siempre hay racionamiento en Venezuela, pero las bombas no funcionan sin energía. En Caracas, muchos hacen cola en tomas de agua al pie de las montañas del Ávila.

El apagón afectó el complejo hidroeléctrico del Guri, que genera más del 60% de la electricidad que se consume en Venezuela. El gobernante denunció que se trató de un “ataque” que busca bloquear la recuperación de la energía en todo el país para desestabilizar su gobierno y justificar su derrocamiento.

Se implementó un plan de contingencia para garantizar el funcionamiento de las plantas eléctricas en los centros hospitalarios del país, informó el ministro de Salud, Carlos Alvarado.

En declaraciones difundidas por la televisión estatal, Alvarado indicó que a nivel nacional “más del 90% de nuestras plantas eléctricas arrancaron, por esta razón no tuvimos consecuencias mayores” en las unidades de terapia intensiva y de diálisis, entre otras áreas críticas de los hospitales.

Sin embargo, los adversarios del gobierno venezolano reportan al menos 17 fallecidos relacionados con el corte de energía.

Alarma nacional

El opositor Juan Guaidó convocará protestas este lunes y declarará “alarma nacional”, buscando arrinconar más al presidente Nicolás Maduro por el apagón que paraliza a Venezuela desde hace cuatro días y agobia a la población a medida que se agota el agua y la comida.

Indicó que debido al apagón en los hospitales hay “diecisiete muertos confirmados, 15 de ellos en Maturín”, capital del estado oriental de Monagas
Guaidó resaltó que podrían ser muchos más los fallecidos, de acuerdo con informes extraoficiales, y dijo que es muy difícil evaluar el impacto de los cortes de energía en los enfermos debido a la opacidad informativa que caracteriza al gobierno.

“La cifra es muy imprecisa en este momento”, acotó Guaidó, citando los obstáculos contra legisladores, activistas de derechos humanos y equipos periodísticos que tratan de recopilar información en los hospitales.

Guaidó también adelantó que en una sesión de emergencia convocada para el lunes se evaluará la posibilidad de “decretar estado de alarma nacional” para atender la emergencia que se vive en el país, sin dar detalles.

La AP no pudo verificar la cifra de fallecidos dada en conjunto por Guaidó y Julio Castro, un médico que apoya a la oposición. Castro no suministro los detalles solicitados.

Los problemas de abastecimiento también se profundizan con el paso de las horas.

“Esta mañana salí a aventurar”, dijo Alexis Reynoso, un obrero de 46 años. “Apenas me dijeron que llegó la luz esta mañana en el este (de Caracas) salí a ver si podía comprar agua, comida; pero llevo dos horas dando vueltas y la mayoría (de los comercios) no abrieron y los pocos que abrieron solo aceptan efectivo o dólares, que no tengo”.

Alexis Reynoso, un obrero de 46 años resaltó que los bancos sólo permiten retiros menores a mil bolívares en efectivo, mientras que un galón de agua cuesta más de 10.000 bolívares. Los puntos para tarjetas de debido y de crédito no funcionan por el apagón.

Varios sectores de la capital y otros 22 estados del país aún se mantenían sin luz el domingo al mediodía. La falla también afectó el suministro de agua y provocó cortes en la internet e incluso en la telefonía fija, que normalmente no suele ser afectada por los apagones.

En tanto, la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) garantizó el suministro de combustibles en un mensaje publicado en Twitter.

Al caer la noche, con las calles en penumbra, surge el terror a la delincuencia en un país con altos índices de violencia.

Hay poco transporte y largas filas se forman en las estaciones de servicio ante el temor de que pronto falte el combustible. Pero aunque muchas gasolineras tienen, no hay como pagar..

Loading...
Revisa el siguiente artículo