Nuestra Familia: Beneficios de comer en Familia

Por Esmeldy y Anier

En los últimos años,  y gracias al estilo de vida acelerado que llevamos, cada vez es más común que las familias no se sienten juntas a la mesa. Los expertos recomiendan que las familias tengan al menos una comida al día juntos, en donde puedan conversar, hablar sobre sus emociones y pasar tiempo de calidad.

Aquí algunos de los beneficios de comer en familia:

1- Favorece la comunicación: Ya sea el desayuno, la comida o la cena, sentarse juntos a comer favorece a la comunicación de la familia. Es un tiempo ideal para hablar de cómo esperan que sea su día, en el caso del desayuno, o como estuvo su día, en el caso de la cena. Este tiempo te da la oportunidad de notar si hay algún cambio en tus hijos, si están mas callados de lo normal o algo les pasa. Aprovecha y convérsalo.

2- Promueve los buenos hábitos alimenticios: Cuando la Familia se sienta junta a la mesa, es más probable que consuma alimentos saludables. Procura que así sea. Si los padres suelen consumir frutas y vegetales, los niños verán el ejemplo de Papá y Mamá y podrán imitarlos.

3- Promueven los buenos modales: Cuando estamos a la mesa juntos, podemos ver como van los modales de nuestros hijos y corregir con amor lo que sea necesario. Cosas tan simples como no se habla con la boca llena, el uso apropiado de las servilletas y los tenedores, son cosas cotidianas que este tiempo juntos nos permite compartir con nuestros hijos.

4- Previene los trastornos alimenticios en adolescentes: Según estadísticas, los adolescentes que comen con sus familias al menos 3 veces por semana , tienen al menso un 35% de probabilidades menos de sufrir de enfermedades como anorexia y bulimia.

5- Favorece a la creación de las rutinas: Las familias que se sientan juntas a la mesa, por lo regular tienen un horario establecido de hacerlo, esto favorece a que los niños aprendan a tener rutinas, que en la alimentación son muy beneficiosas.

6- En los niños pequeños, favorece a la inclusión de comidas solidas: Cuando el niño esta por dejar las comidas trituradas, sentarse con el resto de la familia le ayuda al cambio de alimentación. Los padres y sus hermanos, si los tiene, le sirven de ejemplo, para que el proceso sea más fácil.


Formando niñas seguras

niñas seguras

Todavía estamos en Marzo, el cual se le ha denominado mes de la mujer, y me parece preciso hablar de empoderamiento femenino pero hacia nuestras pequeñas, porque mucho dependerá de lo que hagan, sean y se comporten en un futuro, de acuerdo a lo que vivieron en su niñez.

Aquí algunos consejos básicos para criar niñas seguras e independientes

Promueve la independencia

Ayúdala a probar cosas nuevas y a tomar riesgos, que tenga retos y que intente resolver sus situaciones.  Con esto no estamos diciendo que nos desentendamos de su día a día, no, lo que decimos es que hay que ir dando espacio a que tome sus desiciones y que sepa que tiene la capacidad de lograr lo que se proponga. Confía en ella y todo será diferente.

Aplaude los logros

Cuando son capaces de hacer cosas nuevas, de cambiar actitudes,  lograr algo que le ha costado trabajo, son logros importantes que deben ser tomados en cuenta por sus padres y celebrarlos con orgullo. Todos los niños buscan esa aprobación de sus padres, y es sumamente importante esta valorización para su desarrollo.

El respeto a su cuerpo

Puede que suene muy específico en un tema de seguridad e independencia, pero nada le da más autocontrol y autoridad a una persona que el saber que su cuerpo e integridad nada ni nadie puede pisotearla ni violentarla. Enseña a tus hijas a que su cuerpo es su templo y sus valores no son negociables.
 
Fallo y me levanto

Es importante que aprendan que no importa si fallaste o lo que quería no salió como esperaba, lo importante es volver a intentar, y saber aceptar con humildad. Enseñarles el valor de la humildad las hará grandes como personas y sensibles a pesar de tener determinación y seguridad. que podemos fallar  varias veces, per que estas son oportunidades para hacerlo otra vez y mejor.

Si aplicamos estos consejos con conciencia y propósito, estaremos regalando a la sociedad mujeres con poder y capacidades, seguras de si mismas y con la sensibilidad para ayudar y servir.


¡Ser Mujer, ese es tu Súper Poder!

Súper Poder

Ser mujer es definitivamente una bendición. Dios nos dio dones muy especiales que son exclusivos de nuestro género. El poder gestar en nuestro vientre a una criatura y dar a luz es sólo uno de ellos. Tenemos una capacidad, comprobada, de hacer más de una cosa a la vez, que aunque muchas veces abusamos de este recurso y no es conveniente,  la verdad es que se nos da muy bien.

Poseemos además un sexto sentido, la intuición. Que nos dice casi de forma mágica cuando una persona no es de fiar, cuando debemos cambiar de camino, cuando algo nos conviene o cuando es mejor abordarlo en otro momento. Esta es una de las tantas cosas por las que yo amo ser mujer.

Somos fuertes, ya la vez muy delicadas. Capaces de mover cielo y tierra por nuestros seres queridos. Poseemos una capacidad de resistencia increíble, basta sólo ver a una madre dedicada a la lactancia exclusiva o verla motivada a rebajar 50 libras luego del parto…y ni hablar de cuando amanecemos por 3 noches consecutivas con un niño enfermo y aún así estamos listas para trabajar al día siguiente.

Thor tiene un martillo y una fuerza que proviene de los dioses, Spiderman una habilidad única de treparse y producir telarañas, Superman una mirada de rayos X , Hulk una gran fuerza y Iron Man una inteligencia especial que le permite crear grandes e importantes maquinas. Nosotras somos mujeres, ese es nuestro Súper Poder. Somos capaces de hacer cosas que los hombres no pueden y lo hacemos con gracia. Sin embargo, aun hay una cosa en la que necesitamos superarnos, algo que nos impide lograr nuestro mayor potencial y ser felices: Creer en nosotras y aceptarnos tal y cual somos, porque así, somos perfectas.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo