Los más mentirosos del periodismo

Cada cierto tiempo aparecen periodistas y fotógrafos destacados que inventan historias y roban material ajeno, engañando a sus lectores y a destacados medios internacionales

Por francisca herrera rosales [email protected]

Fraude alemán

Fraude alemán

A finales del 2018, el famoso y premiado reportero Claas Relotius renunció al semanario Der Spiegel tras ser descubierto inventando fuentes, hechos y testimonios por diez años.

Todo fue descubierto por el periodista mexicano Juan Moreno, quien, mientras realizaba un reportaje en conjunto con Relotius sobre la caravana migrante, se encontró con un gran número de imprecisiones que lo llevaron a investigarlo y descubrir que mentía en su trabajo.

“Fueron cinco semanas horribles. Yo sabía que algo no estaba bien, pero no me creían. La frustración era total”, indicó Moreno a El País.

Luego de una intensa investigación por parte del periodista mexicano, a quien en un comienzo nadie le creía, y después del mismo semanario, lograron revelar la farsa. Relotius confesó su falta de ética, renunció y se excusó afirmando que era “miedo al fracaso”, destacó el medio español.

Hasta hoy día, Der Spiegel va publicando actualizaciones a las historias del famoso reportero, donde desenmarañan su red de mentiras.


El fotógrafo falso

El fotógrafo falso

Se presentaba como Eduardo Martins, un surfista brasileño de 32 años que, después superar un abuso infantil y de ganarle la batalla al cáncer a los 25 años, se había convertido en un voluntario de la ONU que fotografiaba en Irak y Siria.

Las sospechas empezaron a formularse cuando el mismo Martins se puso en contacto con BBC Brasil en junio pasado, supuestamente desde Mosul, Irak. Afirmaba estar en medio del frente de batalla y les enviaba mensajes de voz por WhatsApp ofreciendo cobertura fotográfica.

Según BBC Brasil, fue descubierto luego de que sus colaboradores denunciaran que no era conocido en la zona. El medio comprobó que todo era mentira, no habían registros de él en Medio Oriente.

Martins robaba fotos de distintos sitios y luego las retocaba, además, utilizaba una imagen robada de las redes sociales de un surfista británico como foto de perfil. Todas sus interacciones eran digitales, así que tras ser desenmascarado, se le perdió la pista.


Golpe al NYT

Golpe al NYT

Otro periodista que logró dar un gran golpe en el mundo de las comunicaciones fue Jayson Blair, quien engañó a nadie más y nadie menos que a uno de los periódicos más prestigiosos del mundo: New York Times.

Con 27 años de edad y en los cinco años en el medio estadounidense, Blair no asistía a la mayoría de las pautas que le encargaba su editor, plagiaba e inventaba gran parte de las notas que le encargaban escribir.

Según recoge Yahoo noticias, el periodista copiaba párrafos enteros a medios locales de poco alcance que si asistían al lugar de los hechos y lo demás lo rellenaba con elementos de su imaginación. A las pocas pautas que sí asistía, no entrevistaba a nadie, sólo inventaba o robaba las respuestas.

Durante el 2002 el destacado periódico comenzó a recibir reclamos de plagio de otros medios e, inclusive, de lectores. Tras una exhaustiva investigación de todos los artículos, en 2003 el medio descubrió el fraude de Blair y lo despidió, junto con  dar explicaciones y disculpas a sus lectores en un artículo de cuatro páginas, recoge el portal de noticias.

 


Entrevista imaginaria

Entrevista imaginaria

Ximena Marín Lezaeta, una periodista chilena- española fue desenmascarada a mediados del 2017 por el ex presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.

La profesional había publicado en La Tercera una supuesta entrevista “exclusiva” con Rodríguez, que fue replicada internacionalmente. El jefe de gabinete del ex mandatario llamó al medio para denunciar la inexistencia de la conversación.

El diario chileno tuvo que salir a dar disculpas y confesó, en un artículo titulado “Las entrevistas que no debimos publicar”, que la entrevista al ex líder español, junto con una realizada al ex mandatario colombiano Álvaro Uribe, jamás fueron realizadas por Marín.

Según la versión de La Tercera, cuando le pidieron a la periodista los audios como respaldo para confirmar su versión, ella “prometió buscarlos” y nunca los envió. Posteriormente se descubrió que los textos eran réplicas de entrevistas realizadas por Cambio 16. Además, otros artículos sobre dirigentes españoles presentados como exclusivas eran plagios a discursos públicos y entrevistas radiales, indicó el diario nacional.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo