El conflicto entre India y Pakistán se intensifica de forma dramática

Dos rivales del sur de Asia con armas nucleares podrían estar al borde de un conflicto violento, ya que 27 de febrero fueron derribados aviones de combate de ambos bandos. Metro investiga qué esperar.

Por MetroRD

Las tensiones entre India y Pakistán siguen aumentando desde el 14 de febrero, día en que un convoy de la policía paramilitar india fue atacado por un terrorista suicida que conducía una furgoneta equipada con explosivos de alta potencia a corta distancia de Srinagar, la capital del valle de Cachemira, en la que murieron al menos 40 policías. Reivindicado por el grupo yihadista Jaish-e-Mohammad (Ejército del Profeta), el incidente provocó indignación en la India y provocó una respuesta. El martes 26 de febrero, la Fuerza Aérea de la India llevó a cabo un ataque de precisión contra un presunto campo de entrenamiento de grupos terroristas ubicado en suelo pakistaní.

Un día después de que los aviones de guerra indios entraran en Pakistán por primera vez desde la guerra de 1971 por la liberación de Bangladesh y desde que ambos países se convirtieron en potencias nucleares, los rivales cerraron su espacio aéreo y derribaron los aviones de combate del otro.

La escalada cerca de la disputada región de Cachemira, conocida como la zona más militarizada del mundo, provocó que políticos, celebridades, grupos de derechos y usuarios de redes sociales instaran a los gobiernos a evitar la confrontación militar, con la tendencia #SayNoToWar en todo el mundo el miércoles 27 de febrero.
“La verdad es que la guerra no es sólo un combate de lucha libre de inmovilizarnos unos a otros. La gente morirá. Las familias seguirán sufriendo. India y Pakistán necesitan verse como iguales y respetan que acabaremos matando a los soldados y no empoderando a nuestras pobres masas. #SayNoToWar,” publicó la cuenta @NJLahori de Nadia Jamil aka, actriz y presentadora paquistaní, en Twitter.

Según se informa, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, ha hablado por separado con los ministros de Asuntos Exteriores de India y Pakistán, urgiéndoles a evitar “más actividad militar”. Rusia, China y la UE también han expresado su preocupación por la escalada.

“Expresé a ambos ministros que alentamos a la India y a Pakistán a que actúen con moderación y eviten la escalada a cualquier precio”, declaró Pompeo.


Dinámicas que impulsan el conflicto:

Sumantra Bose explicó a Metro por qué ambas partes están involucradas y qué piensan.

Pakistán. En última instancia, está controlada por su poderoso ejército, y elementos importantes de ese ejército tienen un interés personal en mantener una relación hostil con la India. A nivel público, muchos pakistaníes comunes y corrientes tienen un profundo temor de la India.

India. Una democracia que va a elegir su próximo gobierno en abril-mayo, los partidos y los políticos buscan la ventaja electoral a través de posturas de línea dura y demostración de fuerza hacia Pakistán. Muchos indios comunes ven a Pakistán como un fastidio y un alborotador.


Sumantra Bose Sumantra Bose, profesor de política internacional y comparativa en la London School of Economics and Political Science

Háblenos de la disputa entre India y Pakistán.

– La India y Pakistán (que incluyeron al actual Bangladesh hasta 1971) han tenido una relación antagónica desde su nacimiento como estados soberanos en 1947. La animosidad tiene sus raíces en la violencia de la partición del subcontinente indio en 1947, durante la cual alrededor de un millón de personas fueron asesinadas y alrededor de veinte millones se convirtieron en refugiados.

El punto central del antagonismo desde entonces ha sido la disputa entre los dos países sobre el territorio de Jammu y Cachemira, que a menudo se denomina simplemente Cachemira. La disputa de Cachemira ha causado dos guerras entre India y Pakistán, en 1947-48 y 1965, así como un conflicto armado más limitado en 1999. Desde finales de la década de 1940, Cachemira ha estado dividida sobre el terreno entre una parte india más grande y más poblada y una parte pakistaní más pequeña y menos poblada. El profundo antagonismo entre India y Pakistán se manifiesta principalmente a través de la enconada disputa de Cachemira.

Ambos países tienen armas nucleares. ¿Cómo debería reaccionar la comunidad internacional?

– La India y el Pakistán cuentan con importantes y sofisticados arsenales nucleares. La India probó por primera vez una bomba atómica en 1974, en parte en respuesta a la primera prueba china en 1964. Pakistán desarrolló encubiertamente sus capacidades en materia de armas nucleares durante las décadas de 1980 y 1990, con la ayuda directa de China y también de algunos otros Estados, entre ellos Corea del Norte. En 1998, la India probó cinco dispositivos nucleares en un lugar situado bastante cerca de la frontera con Pakistán, y Pakistán respondió probando seis de ellos. Cualquier escalada de las tensiones entre India y Pakistán en una región nuclearizada es motivo de preocupación mundial. Sin embargo, un conflicto nuclear real ha sido y sigue siendo una perspectiva remota, porque los costos de tal escenario –la destrucción mutuamente asegurada– son demasiado prohibitivos.

¿Podrían India y Pakistán tener otro conflicto violento a gran escala?

– Es posible, siempre y cuando la relación general se mantenga en un alto nivel de toxicidad y Cachemira siga siendo un punto de inflamación.

¿Cómo podría eso afectar a la región?

– Es poco probable que se produzca una escalada importante; el escenario mucho más probable es la continuación del patrón de ataques limitados de ojo por ojo. Cualquier escalada por encima de ese nivel tendría costes prohibitivos para ambos países, especialmente para Pakistán, y desestabilizaría toda la región del sur de Asia, razón por la cual no es probable que ocurra.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo