El Diario de Lorenna: Mi primera experiencia con Brendon

Por Lorenna Pierre

Querido diario:

“Asume tU vida” se repite una y otra vez en mi cabeza. Fue una de las tantas cosas que aprendí en el taller “High Performance Academy” de Brendon Buchard.

En esos cuatro días reflexioné sobre cómo solemos darle el control de nuestro tiempo a otros, vivimos sin estar presente, la intensidad a medias y sin creer en que podemos ser eso que soñamos.

Por eso fui, porque necesitaba aprender más sobre cómo tomar el control de Lorenna Pierre. Nos distraemos mucho, hasta perder el norte. Es como esa mujer que se adapta tanto a las relaciones, que ya ni sabe cómo le gusta comerse los huevos.

Así mismo nos pasa, cuando dejamos que el día a día nos arrastre. Y que las prioridades de otros se conviertan en las tuyas.

¿Sabían que la palabra prioridad solo se usaba en el singular hasta los años 50? Porque había una sola cosa por encima de todas. Ahora hacemos un listado tan extenso, qué pasa a ser “de lo que me acuerdo”.

Debes organizar tu día según esos puntos que más pasan. Y tenemos que aprender a poner eso dentro de un plan completo. Suena muy mercadológico, pero todos nuestros proyectos deben moverse bajo la misma estructura: objetivos, estrategias, tiempos de entrega y análisis de resultados.

Aún en los personales, debe primar el orden. Una táctica interesante que compartió Brendon con nosotros es que usemos una hora todos los días para dedicárselo a construir ese sueño. ¡A hacer crecer esa prioridad!
Es en la constancia dónde está la clave. Ahí es donde más fallamos. Iniciamos con mucho entusiasmo, hasta que nos encontramos piedras en el camino. Vamos perdiendo fuerza.

Reforzó lo que Janis me había dicho en Proyecto de vida, sobre la importancia de tener un propósito claro. Cuando te abrazas a una misión mayor que tú, tienes gasolina extra.

Además de que, si empleas vigor en conquistar una meta, llega. Solo tenemos que estar enfocados. A veces no es que las ideas no funcionan, es que hay que darle chance a que florezcan.

Y lo que requerimos en la mayoría de los casos es cambiar nuestros hábitos. De ahí es de dónde nace la revolucionamos.

Otra frase que me fascinó fue “se responsable de la energía que pones a el mundo”, creando conciencia sobre la responsabilidad que tenemos hacia nuestra vida y la de los demás. Cuando motivas, eres motivado en la misma dirección.

Impactamos a otros constantemente, por eso debemos tomarnos en serio nuestras acciones o decisiones.
Tenemos que dejar a un lado los miedos y abrirle la puerta al poder personal. Tenemos que liberarnos. Alejarnos de la perfección y acercarnos a la acción. Dios necesita usarte. ¿Qué estamos esperando?

Eres el responsable de tu cambio #PoderCorazon

Loading...
Revisa el siguiente artículo