Con el “Gran Soberano” de Anthony Santos la bachata se viste de gloria

Sus tres décadas de carrera artística son valoradas como prodigiosas. Por eso, “El bachatú”, está considerado como artista innovador y versátil. Con el sonido característico de su guitarrista presente en sus más de 200 canciones, ha conquistado el corazón de un público que es fiel a su música.

Por MARIA MERCEDES

El 4 de abril del año pasado, República Dominicana presentó antes la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), el expediente con la solicitud que tiene como objetivo que la bachata logre entrar a la prestigiosa lista de “Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”.

Anoche, con la entrega del “Gran Soberano” a Anthony Santos se está enviando un mensaje no solo a los dominicanos, sino al mundo de que este género también forma parte del ADN de los hijos de Quisqueya, pues le ha acompañado desde las primeras décadas del siglo XX.

Su aparición en el escenario dominicano en el año 1989, fue contundente y ha sobrepasado las tres décadas de historia musical en la que ha cosechado éxitos tras éxitos. 1992 es el año de su trampolín a la fama, y lo hizo con el tema que no se puede quedar en sus presentaciones en vivo o privadas. Nos referimos a “Voy pa’ allá”.

Según expertos, la interpretación de este tema romántico marcó el inicio de una nueva era en la bachata. También, fue una de las primeras bachatas “eléctricas”, que sin tener un mensaje de doble sentido sexual alcanzó los niveles de  audiencia de mayor trascendencia que ninguna otra canción de este género.

Para seguir contando su historia hay que destacar que la bachata surgió en la marginalidad urbana de los bares de Santo Domingo. Durante los años 1960 y principios de los años 1970, era la música de la clase pobre, y hasta fue conocida como “música de amargue”.

Anthony Santos

“El Mayimbe” –como popularmente se le conoce -, también ha hecho valiosos aportes. También, es preciso destacar que él es un artista de masas, por eso, sus presentaciones dentro y fuera del país siempre son a casa llena. Su estilo y su forma llana de hablar han hecho mucha empatía con el público que le sigue.

A las 12:45 de la madrugada de hoy, tras recibir su galardón dijo “Oh my god!, no me espera esto”, y lo dedicó a su fanaticada que lo apoyan desde siempre. “Con este premio se sellan 30 años de carrera, y se lo dedico a Yoskar Sarante”.

La trayectoria impecable de exponentes visionarios como Juan Luis Guerra y Romeo Santos no solo le han dado realce a esta música, sino que la han llevado a los cinco continentes a través de sus canciones y conciertos en vivo. Pero no solo los dominicanos hemos sucumbido a este ritmo, sino que artistas extranjeros se han dejado seducir como lo planteamos en un trabajo titulado “Artistas seducidos por la bachata”.

Dedicó su premio a Yoskar Sarante

El representante más popular del género del amargue, Anthony Santos (El Mayimbe), se alzó con el máximo galardón de los Premios Soberano 2019 que otorga la Asociación de Cronistas

Con ese efusivo aplauso de quienes le acompañaron hasta el final –casi a la 1 de madrugada-,  en el Teatro Nacional, expresó “con esto ya se sellan mis treinta años de carrera. Se lo quiero dedicar de una manera muy especial también a mi compadre, mi hermano Yoskar Sarante… Este premio no es solo mío, sino de todos los bachateros”. Recordamos que Yoskar falleció  el 28 de enero de este año en Estados Unidos.

Horas antes, le fue entregada la estatuilla al “Bachatero del año” y “La mejor bachata”,  por el tema “Mal educado”, escrito por Deyvi Simé. Como era de esperarse, al agradecer estas preseas no pudo dejar de pronunciar sus icónicas y resonantes frases “Quiero romo” y “hoy se beeeeebe”.

Apoyo al relevo

Su carisma le ha hecho cabeza de un grupo al que le dieron más apertura a la canción de amargue en los años 90 y la primera parte del nuevo siglo, tiempo en el que de manera paralela otros exponentes empezaron a tener incidencia.

Además en este tiempo, la bachata dio un salto cualitativo. ¿Por qué? Porque los artistas sacaron al mercado producciones más elaboradas en términos de arreglos musicales y le hicieron una mejora sustancial a los mensajes de sus letras.

Con su incursión en la vida artística, Anthony Santos le abrió las puertas a otros exponentes que como él, sienten un profundo amor por este género. Luis Vargas, Raulín Rodríguez, Frank Reyes, Joe Veras, quien la noche de este martes tuvo una interpretación en el Soberano, son algunos de que se suman a esta extensa lista.

También es justo es precisar que “El Bachatú” se nutrió de los conocimientos y la experiencia de sus predecesores, como es el caso de Luis Segura “El Añoñaíto”, José Manuel Calderón, Rafael Encarnación, Leonardo Paniagua y Ramón Cordero.

Es muy versátil y original

Anthony Santos es muy versátil, cualidad que demuestra interpretando merengues que han sido tan exitosos como sus bachatas.

Pero también hay otro detalle que se le acredita y es el hecho de que anteriormente, los guitarristas principales como Edilio Paredes y Augusto Santos tocaban la guitarra hacia arriba con sus dedos usando un estilo florido y melódico. Anthony Santos siguió el ejemplo de su mentor Luis Vargas y de Eladio Romero Santos tocando las cuerdas hacia abajo, con un toque de pulgar.

El resultado es un estilo más sencillo y más rítmico, y le dio a la bachata un sonido característico que inmediatamente se le reconoce cuando se compara con otros tipos de música de guitarra en nuestra América Latina.

 

Sigue promocionando su última producción

El año pasado, “El Bachatú”, sacó al mercado su disco “La historia de mi vida, El final”. Precisamente, en julio de 2019, el intérprete contó su historia musical en su concierto “La historia de mi vida, el final el concierto”, realizado en el emblemático Radio City Music Hall de la ciudad de Nueva York. Este concierto contó con la dirección y producción musical de Alberto Sayas.

No es el único ganador del género

Anoche, Anthony Santos hizo historia al ser el único bachatero tradicional que se lleva a casa esta codiciada distinción.

En los 35 años que tiene Premios Soberano otros exponentes de la bachata han ganado la más grande distinción que les otorga a los artistas en nuestro país. Son ellos Juan Luis Guerra en tres ocasiones, la desaparecida agrupación “Aventura”, en 2010; y más reciente Romeo Santos.

También, han ganado el premio de “Bachatero del año”, Raulín Rodríguez, Frank Reyes. En 2018, Zacarías Ferrería, ganó la “Bachata del año”, con “Asesina” compuesta por Webster  Batista. Un año antes, Héctor Acosta “El Torito”, ganó el mismo título, pero con el tema “Amorcito Enfermito” compuesto por también bachatero Romeo Santos.

 

Algunos de sus hitos

– A lo largo de su carrera, Santos ha grabado 24 producciones discográficas desde 1991 hasta el 2017. Gracias a estas ha creado y popularizado más de 200 canciones.

– Algunos de estos títulos son: “La parcela”, “Por mi timidez”, “Lloro”, “Pégame tu vicio”, “La jaula de oro” y “Ven amorcito ven”.

– Su estilo es reconocido por artistas  más jóvenes como Romeo Santos, a quien el considera su hijo musical; y Prince Royce.


Analicemos este premio en perspectiva

Como expliqué en los primeros párrafos de esta crónica, la bachata quiere tener su distinción de la UNESCO. Y así lo hizo palpable la presencia de José Antonio Rodríguez, nuestro embajador ante este organismo internacional.

“El merengue tiene su apellido dominicano, y la bachata también lo tendrá. Estamos confiados que en diciembre será declarado patrimonio”.

Desde aquí, le estaremos dando seguimiento a esta importante solicitud, que de ser ganada pone otro ritmo de República Dominicana en la lista de los patrimonios de la humanidad.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo