Mark Thompson: “Ser periodista hoy implica cambiar una y otra vez”

Metro habló con el CEO de ‘The New York Times’ sobre los medios de comunicación y las redes sociales en la actualidad.

Por Mauricio Barrantes Metro World News

La crisis de los medios es evidente. Aunque vivimos en la era de Internet y hace siete años asistimos al periodismo de memes, gatitos y GIFS, el modelo no dio para tanto. Buzzfeed tuvo que cerrar sus oficinas en lugares como España y Latinoamérica y otros medios simplemente desaparecieron o mutaron. Ni hablar de los impresos, que están mermando, desde el periódico matutino hasta las revistas sofisticadas de papel cuché. Pero, en medio de ese cataclismo, Mark Thompson está al frente de uno de los medios más reputados y respetados del mundo: ‘The New York Times’, sobreviviente por su periodismo de primera línea, pero también por el modelo de suscripción paga. Metro habló con él en el marco del Hay Festival Cartagena 2019 sobre la relevancia de los medios y el periodismo en el futuro.

Para mí, el modelo de suscripción funciona solo por su prestigio. Pero, ¿qué pasa con estos medios que no han alcanzado suficientes personas o han cometido errores editoriales?

–Cuando lanzamos este modelo en 2011, mucha gente dijo que no funcionaría. Que la gente no pagaría por tener noticias que podía leer en Internet. Y ha funcionado, porque la gente está dispuesta a pagar por contenido de alta calidad. Netflix, es un buen ejemplo de esto, así como Spotify. La generación Z y los millennials saben que pueden ver lo que quieran gratis en Internet, pero si quieren tener lo mejor deben de pagar. Es decir, nadie tomaría un libro de una librería sin pagar por él. Hay muchas maneras de conseguir libros, pero si este es tan valioso, tu debes considerar pagar. Ahora, esto lo hemos visto en otros países como Alemania y Reino Unido, en Estados Unidos pasó después. Teníamos más de 10 millones pagando suscripciones hace algunos años y espero que se replique en el resto del mundo. Esperamos seguir expandiéndonos.

¿Cómo garantizar la independencia del periodismo cuando los medios están ligados a los grandes grupos económicos?

–Es difícil responder, porque hay ejemplos como el de Jeff Bezos comprando “The Washington Post”, y ha sido bueno para el periodismo, él está comprometido con su línea independiente tradicional. Pero si me preguntas sobre si me gusta que cada medio independiente en Estados Unidos sea propiedad de un tipo rico, sí, me preocupa por las razones que mencionas. También me preocupa la concentración de poder en las plataformas mediáticas. Pero tendríamos que mirar caso por caso y me parece que en la mayor parte del mundo hay propuestas digitales que pretenden romper ese sistema de oligarquía y poder político. Y creo, espero,  que el modelo de suscripción pueda funcionar para estos nuevos medios digitales y que haya más pluralidad.

Ahora tenemos mucho fake news y hay proyectos de ‘fact checking’ que están tratando de contrarrestar eso. ¿Cree que eso ha desviado al periodismo de cosas más importantes, como la investigación?

–Creo que los ‘fake news’ son un asunto más sofisticado que hechos incorrectos. En una mirada más amplia, hablamos de narrativas distorsionadas. Retorcer los hechos. Ajustar su interpretación, el contexto. Así lo vemos en las redes sociales. Y la persona que escribe sobre esto sabe que escribe una mentira. Ahora, un proyecto de fact checking por sí mismo no es suficiente. Le diría a todos que no crean en un medio completamente (ni siquiera el NYT). Mejor, que lean múltiples fuentes de una historia particular. Y pregúntense sobre lo que les presentan: “¿Están tratando de cuestionarme, mostrarme qué pasa o darme una conclusión?” Y si me dan una conclusión: ¿por qué? ¿Han sido honestos, independientes o tienen una relación de poder cercano con un grupo o institución? Es cuestión de tener sentido común como lector y siempre, siempre ver distintas fuentes si quieres asegurarte de tener la verdad completa. En redes sociales, si te quedas con una sola versión, ya que no dan el contexto, serás engañado.

¿Cuál sería su consejo para los medios que quieren hacer lo mismo que NYT?

–NYT trató de hacer lo mismo dos veces antes. Es, técnicamente, bastante complicado. Tu necesitas muchas habilidades sobre data y no sabes cómo será el hecho de cobrar hasta que comiences a probarlo con tus lectores. Puedo decir que hemos tratado y no nos hemos rendido. Digo, si los periódicos impresos están desapareciendo y también la pauta impresa, como organización de medios tienes que buscar una manera de sobrevivir y seguir haciendo dinero.

¿Cree que sea relevante ahora estudiar periodismo con la crisis tan grande en los medios?

–Creo que la gente que debe convertirse en periodista es la que tiene una pasión y vocación por esto. Pero creo que tiene más que ver en convertirse en un escritor, actor o músico, la misma vocación. Hubo un breve periodo en que el periodismo fue un trabajo muy bien pagado en muchos países. Esto ha pasado y la profesión requiere de una reinvención constante. Cambiar lo que hacemos una y otra vez. No es fácil.

Pero la gente que no estudia esto, ¿hace un buen trabajo?

–Hay diferentes maneras de aprender periodismo. No todos tienen que ir a la universidad. Puedes aprender de la experiencia, pero necesitas un modelo. Otra cosa es que tenemos, en el periodismo, fuertes tradiciones, como que los jóvenes periodistas aprendan de los veteranos. Pero uno de los mayores desafíos es que estos veteranos se vayan y perdemos esta cadena de experiencia.

¿Qué opina de los proyectos transmedia?

–Debemos ser cuidadosos: si tienes un video o un producto debes saber que lo que transmites es fidedigno. Otra cosa es que cada quien puede ser parte de estos reportajes, como lo vemos por ejemplo con los repetidos casos de asesinatos y brutalidad policíaca hacia los afroamericanos en Estados Unidos, donde ellos cuentan sus propios relatos.


Si los periódicos impresos están desapareciendo y también la pauta impresa, como organización de medios tienes que buscar una manera de sobrevivir y seguir haciendo dinero, Mark Thompson, CEO de The New York Times Company.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo