El Diario de Lorenna ¿Cómo logró sentir paz en medio de la tormenta?

Por Lorenna Pierre

Querido diario:

Te he hablado de mi pequeña ‘Lore explosiva’, esa que reaccionaba con dureza cuando se sentía incómoda o irrespetada. La que lanzaba comentarios fuertes, inclusive violentos, hacía sus seres queridos. Sobre todo hacia esos que la amaban incondicionalmente. Quizás a ellos en más ocasiones porque ella sabía que no iba a perder su cariño.

Ahora pienso que también era porque era a ellos que más le toleraba acciones que lastimaban. Porque he comprobado que las reacciones negativas son el resultado de contener o de descontento hacia nuestras vidas.

En mi caso eran ambas. Soy muy resistente emocionalmente. Soy del equipo “las sacrificadas” (risas). Esas que aguantan porque “el amor todo lo soporta”. Imagínate como explotaba cuando tenía semanas y semanas escondiendo mis emociones de desacuerdo. ¡Un  tsunami! Me tocó trabajar bastante para poder sentir paz en medio de la tormenta.

Porque obvio que las situaciones se siguen volviendo caóticas con frecuencia. Pero como no puedo cambiar quienes me rodean o contralar las circunstancias, me he enfocada en conseguir ese equilibrio dentro de mí.

Es entre tantos cambios, que he comprobado que si ha funcionado cada lección aprendida en este proceso de encontrar la plenitud. En el camino a sanar mis heridas, para evitar que sean estas mismas las que causen heridas en los demás.

¿Cómo? Comienzo por consejo de “abandonar el lugar de los hechos”, ha sido lo máximo de lo muñequito.

Una y otra vez me pongo en pausa. Ese instante lo tomo para reflexionar, lejos del conflicto, para así construir mejor mis ideas. Es como cuido a mis seres queridos de mis palabras hirientes. Y la verdad es que me ha funcionado de lo más bien.

Luego está hacer cosas que me hacen feliz. ¡Incluido comer un plato especial! Así lleno mi corazón de satisfacción y energía. Eso disipa la molestia en gran proporción. Otro consejo es hacer algún tipo de ejercicio, uno que te divierta. Esa descarga de fuerza es magnífica. En mi caso es boxeo, crossfit o simplemente remar por un largo período. ¡Cantar también me ayuda bastante!

¿Con eso es suficiente para sentir paz? No, me falta lo más importante: la oración. Tomo mi biblia, escojo versículos según mis aflicciones, y comienzo a hablar con Dios. Solo con Él se llega a esa “paz que supera todo entendimiento.

Claro, esa “Lore explosiva” está ahí. Es una lucha de todos los días. Pero esos instantes donde lo logro son los mejores. Me siento en armonía. En mucha. Y eso no tiene precio.

Loading...
Revisa el siguiente artículo