La tecnología llevada a otro nivel: un concierto con inteligencia artificial

Con la ayuda de la tecnología dieron forma a una nueva versión completa de la ‘sinfonía inconclusa’ de Schubert

Por Monica Garzón Metro World News

La mezcla de creatividad con tecnología dio como resultado una asombrosa propuesta, el primer concierto donde se interpretó una versión inédita de la Sinfonía n.º 8 de Schubert (conocida comúnmente como la ‘sinfonía inconclusa’), terminada por el compositor norteamericano Lucas Cantor, galardonado con un premio Emmy gracias al trabajo desarrollado con la inteligencia artificial de Huawei.

La Sinfonía n.º 8 de Schubert en si menor, del compositor austriaco Franz Schubert (1797-1828), es una de las obras musicales más intrigantes de la historia, es de resaltar que varios compositores han intentado terminarla, ya que su autor la dejó inconclusa, solo con dos movimientos, por lo que ha permanecido incompleta por 197 años, pero hasta ahora fue posible completarla con este trabajo.

El modelo de inteligencia artificial aprovechó el alcance del NPU Dual (Unidad de Procesamiento por Redes Neurales) del smartphone Mate 20 Pro, diseñado para ejecutar tareas de inteligencia artificial. Dicho modelo  fue entrenado para analizar el timbre, la tonalidad y el tiempo de los primeros dos movimientos escritos por Schubert, con lo que se lograron generar los motivos y melodías del tercer y cuarto movimiento.

La compañía se encargó de mostrar al mundo el asombroso resultado en la Ciudad de México, bajo la batuta de la directora mexicana Alondra de la Parra al frente de la Orquesta Filarmónica de las Américas.
Por su parte, David Moheno, director de Relaciones Públicas de la compañía, en entrevista con PUBLIMETRO nos contó sobre la idea, el desarrollo y el trabajo detrás de esta iniciativa.

¿De dónde nace la idea?

Para la compañía es muy importante que las tecnologías claves o las tecnologías base, como la inteligencia artificial tengan más de una función, si bien la inteligencia artificial contundentemente ha ayudado a nuestros dispositivos para hacer fotografías mucho más profesionales, estéticas y además a mejorar el desempeño día a día, dándonos más batería, permitiéndole al teléfono no envejecer, sino volverse más rápido con el paso del tiempo, esto no es suficiente, nosotros queremos hacer que la vida digital llegue a cada persona del planeta.

También queremos que la comunicación y la conectividad mejoren y tengan un impacto positivo en la vida del ser humano y, por qué no, también estas tecnologías base hagan la misma función, en este caso nace la idea de siempre querer llevar más allá la tecnología de los productos y hasta llevarla a la creatividad que es capaz de impulsar al ser humano a hacer más.

En este caso, el tema de crear dos movimientos complementarios o terminar la Sinfonía n.º 8 de Schubert fue el más perfecto, porque esto nos permitió aliarnos con grandes talentos para que pudieran trabajar con nuestra tecnología.

¿De qué se trata?

Enseñamos al Kirin 980, el procesador dentro de nuestro smartphone, a analizar y componer música para que las personas del presente puedan disfrutar de una obra que permaneció inconclusa por casi dos siglos.

La ‘sinfonía inconclusa’ se trata de usar inteligencia artificial para ampliar los límites de lo que es humanamente posible, y para que todos puedan apreciar el impacto positivo que puede tener la tecnología en la cultura. Si nuestro smartphone es lo suficientemente inteligente para terminar una sinfonía, nos emociona pensar en todas las demás cosas que son posibles.

¿Cuánto tiempo les llevó poder completar la Sinfonía?

El proceso para completar la sinfonía tuvo varias etapas, una de las primeras fue la creación de este modelo de inteligencia artificial, que se hizo a la medida para el Huawei Mate 20 Pro. Este proceso tardó varios meses, en resumen, podríamos decir que fueron alrededor de seis para verdaderamente afinar esta tecnología y ya una vez teniendo el algoritmo completo, ya una vez teniendo esta versión funcional, entrenada con la obra de Schubert, fue que el compositor Lucas Cantor comenzó con la creación de esta sinfonía.

La parte increíble es que Lucas compuso los movimientos consecuentes, es decir, el movimiento tres y cuatro de esta sinfonía en tan solo tres semanas.

¿Cómo fue el trabajo con la inteligencia artificial de un teléfono y lograr mezclarlo con música?

La música es uno de los elementos artísticos más universales y nos dimos cuenta de que tenemos una oportunidad de juntar los dos mundos: el del arte y el de la tecnología. El proceso tuvo dos partes principales: la primera fue de ingeniería, en la que los tecnólogos y expertos en inteligencia artificial desarrollaron este modelo o algoritmo hecho a la medida; la siguiente parte fue encontrar un compositor de categoría global capaz de entender y hasta cierto punto, emular el estilo de Schubert.

¿Cree usted que esta tecnología se pueda usar para realizar otro tipo de arreglos musicales?

Definitivamente se puede utilizar para arreglos musicales e, inclusive, impulsar el trabajo artístico en muchas otras disciplinas. Entrenamos a nuestro procesador dentro del smartphone con un modelo de inteligencia artificial que recopiló ciertos elementos en común de la obra de Schubert, lo que nos muestra que podemos crear piezas originales.

Loading...
Revisa el siguiente artículo