Llega una nueva era para Japón

El 1 de mayo, Japón tendrá un nuevo emperador, un nuevo nombre de era de calendario y un nuevo conjunto de desafíos.

Por John Boyd Metro World News en Japón

Tras la abdicación del emperador Akihito establecida para el 30 de abril, su hijo, el príncipe heredero Naruhito, ascenderá al Trono del Crisantemo. El nuevo Emperador, de 59 años, será el monarca 126, en una línea que supuestamente se remonta al legendario Emperador Jimmu en 660 AC.

Este trascendental evento dual de abdicación y entronización lleva tres años en proceso. En agosto de 2016, el emperador Akihito sorprendió a la nación cuando, durante una transmisión en televisión nacional, dio a entender que le gustaría renunciar a su papel de “Soberano Celestial” (“Tenno” en japonés. – Ed.) debido a su edad. Tenía 82 años.

La solicitud del emperador, aunque recibida con simpatía por muchos ciudadanos, tuvo que ser discutida extensamente y sus ramificaciones cuidadosamente consideradas por el gobierno. Porque mientras el emperador ya no tiene ningún poder político otorgado por la Constitución, es el jefe simbólico del estado y personifica su unidad.

“El sistema del emperador es importante para Japón porque ayuda a mantener un espíritu comunal nacional”, dijo a Metro Hideya Kawanishi, profesor asociado de la Universidad de Nagoya. “Mientras que las divisiones políticas en el país han aumentado durante el reinado del emperador Akihito, el emperador ha ayudado a mantener la estabilidad entre la gente al interactuar con ellos en momentos como desastres naturales”.

Además, Kawanishi cree que el emperador Akihito también ha ampliado el papel del monarca de otra manera significativa en comparación con los emperadores anteriores. Por ejemplo, el Emperador ha pedido al país que enseñe a los jóvenes sobre los horrores de la guerra. Tales comentarios, según Kawanishi, pueden percibirse como una crítica a los esfuerzos del gobierno actual para ampliar el alcance de las operaciones de las Fuerzas de Autodefensa de Japón.

“Esto va más allá de simplemente actuar simbólicamente”, dijo Kawanishi. “Y entra en el área de la política”.

La petición del emperador de renunciar, especialmente porque no ha habido una abdicación en dos siglos, no fue algo a la ligera. Finalmente, después de mucha deliberación, el gobierno en diciembre de 2017 estableció las fechas de abdicación y entronización como el 30 de abril y el 1 de mayo, respectivamente.

Con cada nuevo emperador se elige un nuevo nombre de la era imperial, en el que se basa el calendario tradicional japonés. Esto se llama el sistema gengŌ. El nombre de gengŌ para la era del emperador Akihito es Heisei. Entonces, el 2019 es el Heisei 31, que marca los 31 años de calendario que el emperador se ha sentado en el Trono del Crisantemo desde 1989.

Después del final de la Segunda Guerra Mundial, sin embargo, Japón también ha asumido el uso del calendario gregoriano. Hoy, es una cuestión de elección cuál de los dos se utiliza. Sin embargo, muchos documentos gubernamentales y de negocios, así como varias formas y publicaciones emplean el sistema gengŌ. Por lo tanto, la introducción de un nuevo nombre de la era hace que se produzcan muchas interrupciones administrativas, dado que todos los materiales y software de computador deberán actualizarse para adaptarse.

Para reducir la interrupción, el gobierno anunció el 1 de abril, un mes antes de la entronización, que Reiwa sería el nuevo nombre de gengŌ que entrará en vigencia el 1 de mayo cuando el emperador Nuruhito asuma.

El nombre Reiwa fue recibido, en general, con entusiasmo por la gente y fue esperado con gran expectación por algunos empresarios con un ojo para los negocios. NHK, la emisora ​​pública de Japón, informó que productos como los tradicionales pasteles de frijoles dulces, camisetas y sellos de goma, todos con los nuevos caracteres kanji para Reiwa, se vendieron en cuestión de horas después de la revelación pública del nombre. Mientras tanto, las empresas de impresión trabajan horas extras para proporcionar papelería y documentos actualizados a todos los que los necesitan.

Mirando hacia el futuro, Naotaka Kimizuka, profesor de historia moderna en la Universidad de Kanto Gakuin en Yokohama, espera que el nuevo emperador siga los pasos de su padre al continuar visitando y alentando a las personas afectadas por desastres, así como visitar los lugares conmemorativos de guerra en Japón y en el extranjero para orar por las víctimas de la guerra del Pacífico.

“Y como el Príncipe heredero es más diligente e inteligente que su padre, espero que como nuevo emperador, pueda extender su papel internacional al convertirse en un enviado especial para Japón”, explicó Kimizuka. “Por ejemplo, podría llamar la atención sobre los problemas globales que describen las Naciones Unidas, como la creciente escasez de agua potable en todo el mundo”.

¿Una emperatriz?

Un área de preocupación para el sistema imperial es que el nuevo emperador tiene solo un descendiente, una hija, la princesa Aiko. La Ley de la Casa Imperial dice que las mujeres miembros de la familia no pueden acceder al trono. Por lo tanto, el siguiente en la fila después del emperador Naruhito sería su hermano menor, el príncipe Akishino, de 53 años, quien tiene un hijo de doce años. Pero tal decisión arcaica puede ser considerada injusta y no de acuerdo con los tiempos por algunos ciudadanos y académicos.

}“Me opongo al príncipe Akishino sucediendo a su hermano en el trono”, comentó Kimizuka.” En cambio, preferiría que Aiko se convierta en la princesa heredera, una costumbre que casi todas las familias reales europeas siguen. No es solo una cuestión de igualdad de derechos para las mujeres, también hay un problema de linaje, dada la falta de herederos varones en la actual Casa Imperial “.
La respuesta obvia a esta falta sería enmendar la Ley para que las mujeres puedan acceder al trono, como fue el caso hace varios siglos. Pero tal enmienda sería difícil de ejecutar.
Colin P.A. Jones, profesor de derecho en la Universidad de Doshisha en Kyoto, señaló que antes de la Segunda Guerra Mundial, la Ley de la Casa Imperial no podía ser modificada por el gobierno. Aunque ese ya no es el caso en el Japón de posguerra.

“Probablemente haya una resistencia histórica residual a tratar la Ley como otra legislación”, dijo.

}Además, conforme a la Ley, los miembros femeninos de la familia (que comprenden solo 18 miembros en total, 13 de los cuales son mujeres) solo pueden conservar el estado Imperial si se casan con otros Imperiales.

“Pierden su estatus a menos que se casen con otro miembro de la familia imperial, lo cual es imposible dada su composición actual”, señaló Jones. Lo que significa que no hay hombres en edad de casarse actualmente en la familia.

En consecuencia, Jones dijo que incluso si el gobierfinalmente no  toma medidas para anular siglos de tradiciones imperiales dominadas por los hombres, aún no resolvería el problema principal de la falta de herederos varones.

Entonces, si bien el país se regocijará con la adhesión del nuevo Emperador el 1 de mayo, es difícil ver cómo el sistema imperial podrá permanecer sin cambios cuando se trate de celebrar futuras coronaciones imperiales.


P&R

Ethan I. Segal Ethan I. Segal, profesor asociado de historia en la Universidad Estatal de Michigan, EE. UU.

¿Cuál es el papel del emperador en Japón?

– A principios del siglo XX, el emperador era venerado como una deidad viva y jefe de estado. Después de la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos ocuparon el país e impulsaron cambios en la constitución de Japón. Entre esos cambios se encuentran disposiciones como que el emperador es ahora el símbolo del estado y la unidad del pueblo. La soberanía recae en el pueblo (no en el emperador). Entonces el emperador ya no juega un papel formal en la toma de decisiones políticas. En cambio, Japón tiene un gobierno parlamentario; los políticos electos sirven en la Dieta Nacional.

¿Qué pasa con los emperadores modernos?

– A finales del siglo XX, el emperador Shōwa (conocido en Occidente como Emperador Hirohito) rehízo su imagen. En lugar del líder de la Segunda Guerra Mundial en Japón durante la guerra, se hizo conocido por su interés en la paz y el aprendizaje, especialmente en la biología marina. Su hijo, el actual emperador, también ha hecho grandes esfuerzos para crear una imagen como alguien que se preocupa por la gente y busca promover la paz mundial. Él y su esposa, la actual emperatriz Michiko, son muy populares en Japón. A sus apariciones públicas siempre han asistido muchos fans y son tratados como celebridades del más alto nivel.

¿Qué cambios podemos esperar?

– El emperador actual dimitirá y su hijo, el príncipe heredero Naruhito, ascenderá al trono el 1 de mayo. Pero según la constitución de Japón, el emperador es un “símbolo” de la nación y no desempeña ningún papel oficial en la gestión del país. Así que el primer ministro y otros funcionarios del gobierno continuarán en sus cargos.

Cuéntenos más sobre la nueva era Reiwa (‘armonía afortunada’) que comenzará el 1 de mayo.

– Hay dos áreas en las que podemos esperar cambios. Primero, en la vida cotidiana, muchas instituciones (como bancos, estaciones de tren, oficinas y más) usan el nombre de la era en lugar del año del calendario occidental. Por lo tanto, los formularios y las solicitudes de la escuela y del gobierno deberán modificarse para reflejar el nuevo nombre. En segundo lugar, mucha gente piensa que el gobierno tomará algunas iniciativas, como cambiar la constitución de Japón, lo que ha estado impulsando durante mucho tiempo. Por ejemplo, la actual administración japonesa le gustaría cambiar la constitución para permitirle desplegar más fácilmente las fuerzas de autodefensa de Japón. Esos cambios no están directamente relacionados con la nueva era, pero si ocurren en los próximos años, muchas personas asociarán a los Reiwa con una constitución modificada.


VOX POP

Hemos disfrutado de la paz hasta ahora. Pero el futuro no está claro, así que espero que sigamos teniendo paz, Miya Higiwara, 48, camarera.


Estoy un poco preocupada por el futuro, especialmente para los jóvenes, Hideko Uta, años 60, empleada de una pastelería.


Japón está cambiando gradualmente para lo peor, ya que las personas se preocupan más por sí mismas. Hay cosas más importantes en las que pensar que en la nueva era del gengŌ, Satonari Mitani, 61 años, jubilado.


Además de la paz continua, me gustaría ver que Japón sea más inclusivo con las diferentes razas que viven aquí, Taku Aihara, 37, traductor independiente.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo