La advertencia de la NASA

Aumenta preocupación por ataques de asteroides a la Tierra

Por christian monzon [email protected]

“Tenemos que asegurarnos de que la gente entienda que esto no se trata de Hollywood, no se trata de películas. Se trata de proteger, en última instancia, el único planeta que conocemos en este momento para albergar vida, y esa es la Tierra”.

Así justificó el director de la NASA, Jim Bridenstine, su llamado a instaurar un plan para proteger al planeta del eventual impacto de un asteroide.

En la Conferencia de Defensa Planetaria 2019 de la Academia Internacional de Astronáutica, la cual se desarrolla en Estados Unidos, Bridenstine recordó lo ocurrido en febrero de 2013, en la ciudad rusa de Chelyabinsk, cuando un meteorito atravesó la atmósfera y se estrelló a unos 80 kilómetros de la mencionada localidad, liberando una energía de 500 kilotones la cual fue 30 veces superior a la bomba nuclear de Hiroshima.

Al respecto, las estadísticas señalaban que un evento de este tipo ocurre una vez cada 60 años. Sin embargo, Bridenstine aseguró que han ocurrido tres hechos de este tipo en los últimos 100 años, lo que sugiere que estos fenómenos han ido aumentando en el tiempo, y que si ocurre en un lugar poblado, los resultados podrían ser catastróficos.

“Me gustaría poder decirles que estos eventos son excepcionalmente únicos (…) pero no lo son”, señaló.
En ese sentido, resulta clave encontrar formas de poder detectar y hacer un mejor seguimiento a los asteroides, tener algún plan que permita desviar uno de estos cuerpos rocosos si se dirige hacia la Tierra y, a la vez, preparar a la población mientras se tengan activados mecanismos de emergencia en caso que efectivamente ocurra un impacto.

“Sabemos a ciencia cierta que los dinosaurios no tenían un programa espacial. Nosotros, en cambio, necesitamos uno y debemos usarlo”, recalcó el director de la NASA.

En ese punto, precisó que “tenemos que usar nuestros sistemas, usar nuestras capacidades para obtener en última instancia muchos más datos, y debemos hacerlo más rápido”.

En la conferencoa también se lleva a cabo simulacro de impacto de NEO ((objeto cercano a la Tierra), el cual es efectuado por el Centro de Estudios de NEO (CNEOS) del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

En dicho simulacro, se observa cómo un asteroide ficticio tiene una trayectoria de riesgo de impacto con la Tierra, el cual ocurriría el 29 de abril de 2028. Por lo mismo, los participantes de la conferencia deben idear misiones de reconocimiento, planificar todos los pasos que se deberían hacer ante una emergencia en este tipo (como evacuar a millones de personas) y los planes para mitigar los efectos que causaría si efectivamente se estrellase contra la superficie.

“Estos ejercicios nos ayudarán a desarrollar comunicaciones más efectivas entre nosotros y con nuestros gobiernos”, manifestó al respecto la integrante de la Oficina de Defensa Planetaria de la NASA, Lindley Johnson.

Por último, la Agencia Espacial Europea, uno de los organismos que participa de las actividades de la conferencia, señaló mediante un comunicado que estos ejercicios de simulacro se realizan cada dos años, en los cuales son parte expertos, agencias espaciales y oficinas de protección de diversos lugares del mundo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo