Kalimba mantiene viva la pasión

El cantante confiesa que la necedad ha sido su mayor defecto y virtud, a lo largo de sus 33 años de carrera artística

Por MetroRD

Kalimba tiene 33 años de carrera artística, a través de este tiempo ha pasado por momentos buenos y malos que han forjado su evolución como persona y cantante. El compositor, intérprete y músico se define como un artista necio y apasionado arriba del escenario.

Ahora  sigue con Somos Muchos y Venimos Todos Tour, y en charla con Publimetroconfesó sus debilidades, aprendizajes y motivaciones para seguir en la industria del entretenimiento, que cada vez se mueve más de manera vertiginosa.

Virtudes y defectos

“Como virtud es que soy muy necio, soy leal a la música y a las personas que me rodean. Mi lealtad es la que me hace fuerte, pero también para superar esos días que no quiero estar frente a las cámaras y sonreír, aunque no esté de humor, eso es mi lealtad y respeto al público y a los medios. También cuando estoy equivocado soy necio como burro y juro que tengo la razón y no me sacas de ahí [risas]. La necedad es mi mayor virtud y defecto”.

Redes sociales

“Me estoy adaptando a las redes, porque tengo un año más activo, para estar más cerca del público y de los clubes de fans. Hay que saber utilizarlas, porque es un medio de ataque pero también de mantenerte vivo, a través de las noticias sobre nuestros proyectos y la música”.

Más allá de Kalimba

“Kalimba no es un nombre creado para la carrera, así me llamo, y envuelve todo lo que van a ver en el escenario. Soy un artista que puede salir a cantar un tema en solitario, pero también quiero crear experiencias. Puedo pasar del pop, funk, rock a la balada pero siempre con la intención de sorprender y crear momentos para relajar al público que acude a mis conciertos; al final, la gente sigue sumando mi música a su vida”.

Competencia

“Antes nos divertíamos con arte, de repente hoy en día, no nos preocupamos tanto si el cantante canta o el bailarín baila; ahora nos importa más si tiene una canción divertida en las plataformas. Se está más preocupado por ser divertido y a algunos nos cuesta entrar a ese espacio. Ese buen momento debe estar basado en el arte verdadero. Crece la demanda, la oferta y hay más competencia, y hay que hacerlo todo de manera veloz. Las disqueras tienen la necesidad de vender más rápido ante tantas plataformas digitales. Hay tantos tratando de llamar la atención, y eso nos hace estar más concentrados en dar calidad”.

Aprendizajes

“Mi mayor aprendizaje y siempre regreso a eso, es seguir divirtiéndome en mi profesión. Soy exigente como músico, cantante y compositor. Siempre quiero estar a la vanguardia, quiero ser al que sigan y no el que sigue a los demás, eso hace constantemente una presión a nivel personal. Al final, si no me la paso bien, tampoco lo pasará bien el público”.

Filosofía de vida

“Nunca dejar de disfrutar la música, cada vez que piso el escenario siento que es la primera vez. Siempre pienso que éste puede ser el primer o el último concierto mío o del público. Respeto mucho el amor por la música, la industria y la gente, por eso arriba del escenario no soy un robot, sino un humano que comparte una experiencia”.

Fiel al género

“Lo que presento en la música es lo que soy, algunas partes son más pop, rockeras o melódicas. No dejaré el pop y no incursionaría a otros géneros formalmente. Mi lealtad a mi carrera es mantenerme en el pop, no quiero alejarme de eso, pero sí acepto invitaciones, como lo fue con Pancho Barraza, que es parte del regional mexicano”, finalizó el cantante.

Loading...
Revisa el siguiente artículo