Kale: Desbancando los mitos de los “súper alimentos”

Está de moda, pero no hace milagros ni cura enfermedades.

Por Luz LAncheros Metro World News

Cada vez que un alimento se pone de moda, se le atribuyen propiedades mágicas. Y en esta era digital, con famosas haciendo el papel de influencers (y de manera muchas veces muy irresponsable), muchos vegetales o sustancias se hacen bastante populares. Este es el caso del kale (tipo de col) , que fue popularizado por famosas como Gwyneth Paltrow, Beyoncé y Jennifer Aniston, entre otras. Aunque ya era milenario, se puso de moda desde 2012 en los restaurantes con estrellas Michelín y aumentó su fama gracias al bloguerismo y otros canales en redes sociales. Se le dio un estatus de “súper alimento”. Pero, ¿qué es eso?

Kale

La definición ya existía desde comienzos de siglo XX. En el diccionario de Oxford se mencionaba al “súper alimento”  como comida que era bastante nutricional y beneficiaba la salud. De ahí, varios sitios populares han hecho su propia definición, pero no hay una científica ni establecida para el término que se le atribuye al kale, al que se le dan también cualidades poderosas: que tiene más hierro que la carne, más calcio que la leche, más ácido fólico que los huevos. Pero, ¿qué hay detrás de esa maravilla?

“No me gusta la palabra súper alimento. Es totalmente engañosa con la gente. En términos de que te da muchas expectativas. Si yo te digo, mira, el kale es un súper alimento me vas a decir, ‘wow, me lo dice un nutricionista’ y lo empiezas a incluir en tu dieta en una forma quizás exagerada y comienzas a desplazar o a reemplazar de pronto otros nutriente que vienen en otros alimentos. Si yo te digo eso, probablemente tu dieta no vaya a ser tan balanceada y te quedes con una expectativa de que haga milagros por tí. Yo diría que el único ‘súper alimento’ que existe en el planeta es la leche materna y es porque en la etapa temprana de la vida, solo durante esa etapa usamos ese alimento como fuente de nutrientes y energía en general. Y porque es un alimento que está vivo. Que tiene células, bacterias, varias cosas benéficas para el ser humano. Pero si me dicen quinoa, kale, son alimentos saludables, sí. Pero elevarlos a la denominación de “súper alimentos” es cuando se cae en error de definición”, explica a METRO el nutricionista y microbiólogo Juan Camilo Mesa (@mesacons), quien a su vez cuestiona enormemente las atribuciones populares al kale.

Kale

“En comparación con otras crucíferas (su clasificación botánica), es probable que tenga ciertos nutrientes y venga en mayor cantidad que otros similares. Con respecto a este dato mencionado, ¿qué pasa? El cuerpo humano absorbe, a manera intestinal, de manera diferente, dependiendo de la fuente. Cuando la fuente es animal, la biodisponibilidad es mucho mayor. Entonces, son alimentos que se van a absorber de una manera mucho más sencilla así tengan mucho menos cantidad concentrada. Cuando los nutrientes vienen en forma vegetal (pasa mucho con el calcio y hierro, principalmente, pero pasa con otros), esos nutrientes van a ser absorbidos en menor cantidad, porque van a pasar por una serie de transformaciones para ser aprovechados por el cuerpo de una manera más óptima. Es muy engañoso salir y decir que tiene más calcio y hierro que la leche y la carne, respectivamente. Sí, pero entonces, ¿cuánta cantidad entonces está absorbiendo?”, se pregunta.

“Lo mismo pasa con todo el boom de las bebidas de almendras. Un coach fitness te dice que tiene más calcio y hierro que la leche de origen animal, pero el porcentaje que se absorbe es menor en comparación a fuentes animales, porque el cuerpo no tiene cómo utilizar esa fuente por ser de origen vegetal. Ahora, dicen que el kale tiene carotenoides, pro vitamina A (después sintetizada). Todo el tema de nutrientes, de antioxidantes, de sustancias activas y vitaminas es mucho más alto que muchos alimentos y sobre todo, alimentos similares o crucíferas similares. Todos esos fitoquímicos aportan una gran cantidad. En ese sentido sí podemos estar de acuerdo”, aclara Mesa.

Comer no hace milagros

Porque si fuera así todos seríamos inmortales y con un índice de masa corporal (IMC) perfectamente sano. El kale no es el único alimento al que se le han dado estos “súperpoderes”. El noni en la década pasada, el té, la cúrcuma. Lo popular va cambiando el alimento, pero no el relato sobre alimentos que lo pueden todo. “Lo que sí puede hacer la alimentación por tí es prevenir enfermedades, pero no curarlas. Y este es un alimento perfecto para eso. Pero si ves todo eso, la gente se puede llevar una gran expectativa porque se lo dijeron.

Inclúyelo en tu dieta, sí, pero balanceada: entre frutas y verduras lo recomendado es consumir 5 porciones al día según la OMS, como parte de una dieta balanceada en conjunto con consumo de agua y actividad física regular”, aclara Mesa, quien por otro lado no halla estudios concluyentes (al menos en lo concerniente al kale) que hablen de sus enormes bondades.
“No hay evidencia científica consistente que lo diga. Incluso hay un tipo de estudio muy confiable (porque toman la evidencia actual y la plasman en un mismo paper). Un residencial del año pasado. Y precisamente se llega a esa conclusión, no hay muchas pruebas sobre ciertas características que se les han asociado.Entonces llegan a la conclusión de que es difícil concluir de que alguna crucífera es mejor que otra. Aunque sí tienen buena cantidad de nutrientes y beneficios, hay falta de evidencia y literatura que soporte que provea mejores beneficios para la salud que otras crucíferas”, explica. Esto coincide con los estudios citados en la página de salud de la Universidad de Harvard, donde se ve que no hay conclusiones concluyentes que puedan mostrar que pacientes cardíacos o quienes toman medicinas anticoagulantes mejoran su condición solo por consumir el kale. De hecho, inciden factores como hábitos, tratamiento y medicación, entre otros.

No te llenes de batidos verdes
}Otro gran “boom” en la era del “súper alimento” es el batido détox, que tampoco es tan provechoso como se cree. Ahora los venden de todo color, tamaño y sabor y a su vez los ofrecen como la gran novedad nutricional. Pero de eso tan bueno no dan tanto: “Yo tengo una consigna: los alimentos se comen, no se beben. Cuando tu procesas las cosas, modificas su consistencia, sino que modificas su calidad nutricional.

Eliminas fibra, algunas vitaminas son muy  sensibles tanto a la luz como al oxígeno. Entonces, lo que te terminas tomando es un menjurje con algún sabor que el que te dará, y en algunos casos ese tipo de batidos se ha relacionado con lo que son cálculos renales. Entonces, las personas que empiezan a concentrar vegetales y demás, hay sustancias que se concentran y se convierten en cálculos renales. Lo usan para batidos verdes y se daña el alimento. Entonces, tu quieres curar algo haciéndote más daño. La invitación es siempre esa: los alimentos se consumen en forma sólida, no en líquida”, enfatiza Mesa.

De todos modos, el kale como alimento sí es recomendable para incluirlo en la dieta, debido a sus propiedades y beneficios para la salud bajo las condiciones dadas por el experto. Es decir, una dieta balanceada acompañada de actividad física regular.


Otros llamados 3 

Noni

Noni

La Morinda citrifolia es una planta arbórea o arbustiva de la familia de las rubiáceas; originaria del sureste asiático, Se dice que es un potente anticancerígeno.

 

 

 

 

 


Té verde

Té verde

Es la tercera bebida más consumida en el mundo. Se dice que el té verde tiene muchas propiedades y beneficios para la salud por su elevada proporción de antioxidantes.

 

 

 

 

 


Cúrcuma

Cúrcuma

Es una planta herbácea de la familia de las zingiberáceas nativa del suroeste de la India. Se  usa como especia y se dice que sus propiedades ayudan a cuidar el corazón y el hígado, entre otras propiedades.

 

 

 

 

 


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo