Visita de Pompeo a Rusia ¿será Maduro moneda de cambio?

Los secretarios de Estado deberán resolver qué conflictos solucionar primero, y para ello una opción de “canje” es la crisis política y social venezolana

Por fresia ramírez www.publimetro.cl

La próxima semana el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, emprenderá vuelo a Rusia. La visita que hará a su homólogo, Serguei Labrov, se da en medio de fuertes polémicas que mantienen las grandes potencias.

Un alto funcionario del departamento dijo a la agencia AP que además de Venezuela las conversaciones abarcarán Irán, el control de armas, las estancadas negociaciones nucleares de Estados Unidos con Corea del Norte, Siria, el apoyo de Rusia a los separatistas en el oriente de Ucrania y las preocupaciones de Washington sobre los intentos de interferencia rusa en las elecciones.

Pero si bien el país petrolero no es la única pieza en el tablero de ajedrez que juegan Trump y Putin, sí puede ser la moneda de cambio para solucionar otras disputas.

Pompeo, luego de reunirse con Lavrov al margen de la reunión de cancilleres del Consejo Ártico en Rovaniemi, en Finlandia, dijo que creía que las conversaciones habían sido “buenas” y montaron el escenario para discusiones potencialmente positivas en las diferencias significativas entre Washington y Moscú en varios temas.

“Allí pueden surgir acuerdos importantes. Pasarán revista a algunos otros temas internacionales entre ellos algo que es importante en cuanto a que Venezuela ha intentado meter su problema entre las manos de las grandes potencias y hacerlo un problema no solo regional sino mundial. En eso sigue más o menos lo que fue en su momento el caso cubano”, señala a Publimetro el analista y académico Facultad de Derecho de la Universidad Central, Samuel Fernández.

Además el experto recalca que la relación entre Rusia y Venezuela es fácilmente quebrantable con la intervención de Estados Unidos porque “si se preservan los intereses rusos y se garantiza que serán pagados con la llegada de Guaidó, da mucho más garantía que el actual gobierno de Venezuela, que está lleno de sanciones, y por supuesto que a Rusia le interesa preservalos y eso lo debe conversar con Estados Unidos y no con Maduro”.

En ese sentido es que, si Rusia cediera, Estados Unidos debe entrar a transar “otros intereses que pueda tener en otros ámbitos para tener un entendimiento por ejemplo en Medio Oriente, Afganistán, terrorismo internacional. Pueden haber otros intereses y conversaciones que pueden hacer que el problema de Venezuela sea secundario. Ahora si acaso encuentran una vía de solución respecto al tema de Venezuela, quiere decir que ya Maduro no interesa”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo